Desde que anunciara su compromiso, el pasado 22 de septiembre, Tamara Falcó no ha parado de cosechar titulares. Una noticia que se ha visto empañada por la filtración de un vídeo de su prometido, Iñigo Onieva, besando a una chica durante un festival de música. La marquesa de Griñón, que ha eliminado la publicación de Instagram donde compartía la noticia, se ha refugiado en uno de sus grandes pilares: Isabel Preysler. 

Tamara Falcó
Redes sociales

En plena tormenta mediática, Tamara Falcó ha optado por buscar consejo en su madre. Este mismo sábado, se desplazaba a la residencia de la socialité ubicada en la urbanización de Puerta de Hierro, Madrid. Las inmediaciones del chalet han congregado a distintos medios de comunicación. Horas antes, la que fuera ganadora de ‘MasterChef Celebrity’ se dejaba ver cerca de su casa totalmente desencajada. Si normalmente atiende con mucha naturalidad y amabilidad a la prensa, esta vez su rostro evidenciaba que estaba atravesando un momento duro a nivel personal. Según afirma el entorno de la colaboradora, se encuentra muy afectada por el aluvión de informaciones que han visto la luz en las últimas horas.

Tamara Falcó, en el ojo del huracán

Lo que pretendía ser un anuncio feliz y que llegaba después de dos años de romance, se ha visto empañado por la filtración de un vídeo comprometido de Iñigo Onieva. El empresario se ha defendido y ha señalado que la grabación se produjo hace tres años. Una versión que se desmonta con distintas pruebas. SEMANA ha encontrado varios hechos que contradicen las explicaciones del joven. Entre ellos, que en el citado vídeo se escucha la canción ‘Banho de Folhas (Maz Remix)’, un tema de música tecno de Luedji Luna & Maz que vio la luz en abril de 2022. Además, gracias a la publicación de un usuario de Instagram, realizada este pasado verano, vemos a Iñigo Onieva con la chica en cuestión.

Íñigo Onieva
Redes sociales

Fue el pasado jueves, 22 de septiembre, cuando Tamara Falcó quiso compartir la gran noticia: su compromiso. Lo hacía después de muchos meses de especulaciones. La marquesa de Griñón acompañaba el post de una romántica instantánea en la que se veía un espectacular anillo de triple diamante. «Gracias, por proponerme ser tu compañera de por vida. Me siento la mujer más afortunada del planeta y el sí que te di te lo repito y te lo dejo por escrito para que no se te olvide jamás. Te quiero», afirmaba entonces.

La pareja ha reaparecido durante la boda de una pareja de amigos. Era entonces cuando el empresario aprovechaba para defenderse y negar que el sonado beso fuera de hace tan solo unas semanas. «Yo he ido a ese lugar varios años, tres años de hecho, y ese vídeo es de 2019. Que quieran sacar esto el día de nuestro anuncio de compromiso. Yo quiero a Tamara con locura. Nos vamos a casar pese a quien le pese».