Ana María Aldón habla como portavoz de todo lo referente a la familia de Ortega Cano, pero se niega a tratar en público la salud de José Fernando. Se ha impuesto el silencio por no perjudicar su tratamiento para superar sus problemas


Ana María Aldón hace ya mucho que decidió dejar de estar a la sombra de su marido, José Ortega Cano, para reclamar su propio brillo como personaje con nombre propio. Lo hizo al aceptar el reto de ‘Supervivientes’, para después reinventarse como colaboradora de televisión, un trabajo que le hace portavoz de los avatares de la familia y que ella acepta de buen grado, aunque en ocasiones le suponga más de un quebradero de cabeza. No es el caso de la salud de su esposo, la cual trata sin mayores reparos, al entender que la preocupación de los medios por el estado del diestro es sincera y siempre que tiene algo que compartir no silencia la información y desvela sus últimos movimientos. Sin embargo, no se muestra igual de colaboradora cuando se trata de José Fernando Ortega, a quien ha impuesto su propio silencio.

La mujer de José Ortega Cano se ha puesto a sí misma la mordaza en lo que respecta a la evolución de los problemas de salud de José Fernando. Desde hace unos meses se espera de manera inminente la salida del hijo del torero del centro psiquiátrico en el que trata sus problemas de adicciones y problemáticas derivadas, pero este suceso tan importante para la familia parece alargarse aún más y no hay fecha fijada en el calendario. Tampoco hay detalles sobre cómo ha evolucionado en sus problemas, qué quiere hacer cuando salga del centro médico o si en sus planes está contraer matrimonio con Michu, madre de su hija Rocío. Muchas incógnitas que no será Ana María Aldón la que despeje, porque ha tomado una firme determinación.

Foto: Gtres

Una decisión que ha explicado a los reporteros que trataban de conocer las últimas novedades sobre José Fernando Ortega. Un silencio impuesto que no es extensible a otras cuestiones, como así se muestra en el vídeo que acompaña a estas líneas, dado que Ana María Aldón habla sin problema de las dificultades de salud que ha sufrido su marido, cómo se encuentra ahora y cuál es su evolución. Tampoco se calla al ser preguntada por otras cuestiones que, en principio, podrían resultar igual de delicadas como el caso del hijo de su marido. Vea el vídeo para conocer por qué habla sin reparos sobre unas cuestiones y por qué ha decidido no entrar a hablar sobre José Fernando. ¡Dale al play!