A Susana Molina la vimos por primera vez en febrero de 2013, cuando se convirtió en concursante de ‘Gran Hermano 14’. La joven ganó esa edición y salió de la casa de Guadalix con el maletín y con novio, ya que en el reality se enamoró de Gonzalo Montoya, otro de los participantes más controvertidos. Y con él se fue a ‘La isla de las tentaciones‘, el programa de Mediaset donde cinco parejas ponían a prueba su relación exponiéndose a la tentación de solteros dispuestos a romper una pareja con tal de conseguir el amor (o la fama). La de ellos se rompió y ahora, seis meses después, Susana Molina nos cuenta cómo se siente y nos habla de su nueva vida.