En el estreno de ‘SV’, la mujer de Antonio David Flores ha dedicado su salto desde el helicóptero a su marido y a su familia.


Olga Moreno ha comenzado con muy buen pie el inicio de ‘Supervivientes 2021’. Aunque en los días previos al arranque del ‘reality’ se mostraba hundida y confesaba su preocupación ante el vendaval que ha dejado en España, lo cierto es que ante su debut como concursante ha logrado encontrar el equilibro.

«Estoy en un momento súper raro»

«Estoy tranquila, en un momento súper raro», decía a Jorge Javier Vázquez cuando éste le preguntaba cómo se encontraba minutos antes de saltar desde el helicóptero a las aguas de los Cayos Cochinos. «Tengo muchos sentimientos encontrados. Sentimentalmente estoy bien. Me ha costado mis días de cabeza y de pensamiento, pero ahora mismo estoy renovada. No puedo pensar en los niños ni en nadie y pensar solo en la supervivencia», añadía. El presentador quiso tranquilizarla dejándole claro que no va a hacer diferencia entre ella y el resto de sus compañeros: «Para mí, Olga moreno es única y exclusivamente concursante de ‘Supervivientes». Y le advertía: «El tiempo pasa muy rápido. Aprovéchalo porque el tiempo de duración es muy limitado».

Cuando ha llegado el momento definitivo de lanzarse al agua, la empresaria compartía con la audiencia de Telecinco una declaración de amor en toda regla a Antonio David Flores. «El salto se lo quiero dedicar a mis hijos y a mi marido. Si volviera a nacer me volvería a casar con él», confesaba. También dedicaba su alto «a la persona que más quiero en el mundo, que ha luchado por sus hijos y por ella misma, que es mi madre».

Telecinco

Otra de las confesiones que ha hecho Olga en ‘SV’ tiene que ver con la tormenta mediática desatada a raíz de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’, el documental en el que Rocío Carrasco ha destapado su verdad sobre el largo conflicto que la ha enfrentado durante dos décadas al padre de sus dos hijos.

«Hay que seguir luchando»

«Llevo superando pruebas desde hace muchísimos años», explicaba a sus compañeros de concurso poco antes del comienzo del programa. En una de esas primeras charlas con sus colegas también hablaba de la tormenta mediática que asola a los suyos. «¿Sabré yo cómo es mi marido? Hay que seguir luchando y seguir luchando. Lo único que queremos es estar tranquilos y que esos niños sean igual de felices. La palabra es impotencia», admitía.

Gtres

Sin duda, Olga Moreno afronta su debut como concursante de un ‘reality’ ante un panorama especialmente delicado. Los testimonios vertidos por la hija de Rocío Carrasco en su docuserie han abierto viejas heridas y han lastimado de manera especial a su hija, Rocío Flores, por quien la andaluza siente verdadera debilidad. Horas antes de tomar  un avión rumbo al continente americano estaba preocupada y muy inquieta. Quizás por este motivo se vino abajo al aterrizar al otro lado del charco. «Parece ser que no para de llorar», desvelaba este miércoles David Valldeperas, director de ‘Sálvame’. «Por primera vez se ha sincerado y habla de su situación y la de su familia y sus hijos», destacaba.

Ha logrado reponerse tras los nervios iniciales

Por suerte, en la primera entrega de ‘SV’, la propietaria de una tienda de moda en Málaga ha conseguido templar los ánimos y se ha mostrado fuerte y serena para afrontar este importantísimo reto que la mantendrá alejada de sus seres queridos durante un tiempo.