Enrique Ponce tiene dos sorpresas preparadas para la celebración de la Primera Comunión de una de sus hijas, la cual tendrá lugar en unos días.


La ausencia de Ana Soria en la Primera Comunión de Bianca, hija de Enrique Ponce y Paloma Cuevas era un hecho. Su presencia puede levantar asperezas y tensión, por lo que la almeriense no acudirá a este evento familiar. La estudiante lo entendió desde un principio, ya que las hijas del torero no conocen a la pareja de su padre y no quieren que esta presentación oficial se dé en un día tan señalado. Por ello, esperarán a este encuentro, pero ¿cómo está previsto que sea la celebración? Será íntima y ya se han ido conociendo algunos detalles del que es el gran día de la pequeña, sin duda alguna. Tendrá lugar en La Cetrina, la finca en la que ambos pasaron el confinamiento cuando todavía no se habían separado. Allí se quiere poner un altar, sillas para los invitados y contarán con una sorpresa por parte de Ponce. Presumirá de voz, un talento que según su círculo posee desde hace mucho tiempo. Cantará algunos boleros ante la que ha sido su familia política y, además, lidiará unas vaquillas.

Así lo ha desvelado ‘La Razón’, donde explican parte de los planes que se llevarán a cabo después de que la hija de Paloma y Ponce reciba su Primera Comunión. Tratarán de reunirse en un entorno seguro y será tras la misa cuando sirvan un cóctel en el jardín, confiando en el catering de un familiar que ha estado presente en momentos importantes para ellos. Cumpliendo con la tradición, apostarán por un día repleto de risas y dejarán de lado cualquier rencilla que haya podido existir entre ellos. Paloma quiere que sea un día feliz y se está esforzando porque así sea, teniendo en cuenta además la crisis sanitaria y el número de asistentes que han sido vacunados. Lo que todavía sigue pendiendo de un hilo y quién sabe si se abordará ese día es el asunto de su divorcio, un proceso que se ha dilatado en el tiempo y que un año después de oficializarse su separación todavía sigue sin ser un hecho.

Gtres

Aunque en sus redes sociales en muy pocas ocasiones se ha pronunciado sobre el estado de su corazón, sí que ha comentado cómo se encuentra, cómo de importantes son sus hijas en su vida o qué considera qué es importante en su día a día. «El mejor accesorio de una mujer es LA ACTITUD #lavidaesbella #québonitoesvivir #actitud», escribió hace algunos días, palabras con las que dejó caer que está en un excelente momento vital. Quien ya no se pronuncia en el universo 2.0 es Enrique Ponce, quien las ha borrado de un plumazo, al igual que su pareja, Ana Soria. Quieren alejarse de las críticas y posibles polémicas y un año después de comenzar su historia de amor han tomado esta decisión.