Sofía Cristo nos ha abierto las puertas de su casa y de su corazón, nos habla de su carrera y nos confiesa que el camino recorrido ha sido duro


Si hay una casa que defina a la perfección la personalidad de su inquilina, esa es la de Sofía Cristo (37). La Dj abre a SEMANA las puertas de su colorido hogar, donde suenan mariachis, y se muestra cercana y más sincera que nunca.

Joan Crisol

¿Cuánto llevas viviendo aquí?
Me mudé unos meses antes del confinamiento. Antes vivía en el ático de este mismo edificio, pero se me quedó pequeño. Mi madre viene mucho a visitarme y yo quería una habitación más, quería un jardincito para mi perrita… Llevo más de tres años viviendo en esta urbanización y estoy muy contenta. Mudarme antes de la pandemia ha sido un milagro de Dios.

Es una casa hecha a tu medida. Tienes tu salón y tu zona de pinchar música. ¿En dónde te gusta más pasar tu tiempo libre?
Va por épocas. En el confinamiento hice de esta casa dos platós de televisión. En la parte de abajo hacía los directos pinchando y en la parte de arriba desconectaba, estudiaba mi máster, hacía mis deberes y disfrutaba con mis animales. También me encanta mi habitación, donde tengo una cama de 1,80 que comparto con mi gatita.

En la pandemia sufriste la muerte de tu mejor amiga.
He pasado el duelo más grande de mi vida. Perder a Pipi me dejado el alma rota y el corazón lleno de amor. Ella, su marido y sus hijos eran mi segunda familia.

Joan Crisol

¿En qué te has apoyado estos meses?
En varias cosas, una de ellas, el estar conmigo misma. He valorado mucho más el pasar tiempo en casa y poder disfrutar de la soledad. También me he apoyado en mi madre, amigos y mascotas, y sobre todo en Dios. Soy creyente, aunque no soy practicante.

Dices estar en el mejor momento de tu vida.
Este es mi octavo año sin consumir y estoy muy agradecida y fuerte. No dejo que me influya nada malo. Estoy en un momento tan bueno que las decisiones que tomo son las correctas, aunque me pueda equivocar. Creo que estoy asistiendo a un momento muy real y auténtico de mi vida. Pero no me gustan las etiquetas. Me puede gustar el campo y la playa, lo dulce y lo salado, hombres y mujeres… Me gusta la variedad en todo.

Pero tenemos la idea de que solo sales con chicas
¿Sabes qué pasa? Que relaciones importantes mías que se hayan hecho públicas solo han sido dos, y fueron mujeres. Tengo 37 años y si no han salido mis otras relaciones es porque soy muy celosa de mi intimidad. Mi relación con Nagore Robles salió porque estaba dentro de un reality y la de mi otra ex, Bruna, porque es influencer. ¿Piensas que yo no he estado con otras personas todo este tiempo? He tenido varios amores importantes.

Eres conocida desde el mismo momento en que naciste ¿Te ayudó Barbara Rey a gestionar tu fama
Creo que esto va mucho en la educación que te dan tus padres, pero también tengo que decir que yo he sido la primera que me he expuesto en infinidad de ocasiones. Con tan solo 23 años me senté en los platós de televisión para defender a mi madre de muchísimas cosas que me parecían injustas. No me arrepiento, eso me ha hecho ser la persona que soy ahora mismo.

¿De verdad que no te arrepientes de nada?
Bueno, te voy a ser más sincera, me arrepiento de haber hecho determinadas declaraciones porque a veces no se puede hablar de manera tan natural como la que hablo yo. Sobre todo, me arrepiento de la época en la que consumía. No era consciente de muchas cosas y me da vergüenza y pena verme, pero ahora estoy muy orgullosa de lo que soy.

Joan Crisol

¿Cómo es la relación con tu madre?
Muy especial. Hay momentos que veo que se hace mayor, pero de repente hay otros en los que retrocede en el tiempo y es como Benjamín Button. A veces se me cae la baba mirándola y ella, a su vez, me mira y me dice: “cada día te quiero más”. No sé si yo sería capaz de poder quererla más. Desde que soy pequeña siento una gran admiración por ella. Para mí siempre ha sido una inspiración.

¿Hablará algún día, alto y claro, Barbara Rey?
Yo nunca me voy a meter en las cosas de mi madre. Ella es ella, yo soy yo, y le tengo máximo respeto y admiración. Estoy orgullosa de cómo se ha mantenido al margen de muchas cosas y cómo cuando tiene que decir algo, lo dice. De su vida tendrá que hablar ella, cuando quiera, como ha hecho siempre.

¿Te gustaría verla en Supervivientes?
Lo he deseado siempre, pero ella no quiere ir. Hubo un momento en el que le hacía muchísima ilusión, pero ya está en otro punto. Como hija, me haría muchísima ilusión verla saltar del helicóptero, pero también me daría mucha pena verla pasar por eso, porque aunque ella se sienta joven… La verdad, no tiene ninguna necesidad económica y además ella ya ha sido una superviviente de la vida. ¡A la que le gustaría volver es a mí!

¿Y un Gran Hermano VIP?
Yo sí. Para mí, ahora lo más importante en mi vida, laboralmente hablando, es mi misión y mi trabajo como guía espiritual de las familias y ayudar a los adictos. Pero mi pasión y mi alma es la música y producir. Por eso, estos dos últimos años que me han propuesto entrar en un reality, siempre he tenido que decir que no.