Shakira y Piqué han vuelto a reencontrarse. Meses después de que rompieran su relación y de que todo saltara por los aires, se han visto por primera vez en la casa que compartían en Barcelona. Un cara a cara que ha tenido lugar delante de sus respectivos abogados y que nadie duda que estará cargado de incomodidad y ciertos tintes de tensión. «Piqué ha ido a la casa», ha explicado la periodista Lorena Vázquez sobre lo sucedido durante la tarde del lunes 7 de noviembre. Pero, ¿cuál es el motivo de esta reunión? Con el futbolista ya retirado, ahora ambos están centrados en sus hijos, quienes quieren que estén bien por encima de todo. Eso sí, evitarán llegar a juicio y sus letrados harán «lo que esté en su mano para llegar a un acuerdo».

Shakira Piqué
Gtres

«El tema es la custodia de los niños», ha dicho la colaboradora de Sonsoles Ónega sobre el asunto que verdaderamente enfrenta a la ya extinta pareja. Piqué no quiere salir de Cataluña y quiere continuar con su residencia en la ciudad condal, a diferencia de Shakira, que quiere mudarse a Miami para empezar de cero, cerrando así su capítulo más doloroso. «Dice que quiere seguir siendo un padre. No entra en sus planes irse de Cataluña», explica la tertuliana. No se imagina su día a día sin tener cerca a sus dos hijos y por ello hará todo lo posible porque sigan viviendo en Barcelona y no dejen atrás España próximamente.

Durante la cita han degustado los cuatro un catering, una previsión que ha hecho Shakira horas antes y es que sabía a la perfección lo que se podía alargar esta reunión de la que hay tantas personas pendientes. Numerosos periodistas les esperan a las puertas de la mansión de la colombiana, el que fuera el domicilio conyugal cuando la relación seguía adelante. Ahora Piqué ha vuelto al que fue su hogar, una situación un tanto extraña si se tiene en cuenta que estos muros fueron testigo de momentos tremendamente bonitos entre ellos, pero también de su decadencia sentimental.

Pilar Mañé y Ramón Tamborero
Europa Press

Se desconoce por dónde ha entrado el exjugador del Barça, ya que los reporteros apostados en las inmediaciones no habrían visto a Piqué a su llegada. Con quienes sí han podido hablar es con los abogados de los dos representados, los cuales se han mostrado muy amables y han respondido a las preguntas, eso sí, con suma cautela. El primero en hablar con los medios de comunicación ha sido Ramón Tamborero,  representante legal de Gerard Piqué. A lo largo de los últimos meses, este se ha reunido en varias ocasiones con las partes implicadas, pero el acuerdo ha sido imposible hasta el momento. Ahora, por fin, el letrado se muestra muy optimista. El abogado asegura que hay «mucha voluntad, si no no estaríamos aquí», y que «parece ser» que el objetivo de la colombiana es trasladarse a Miami con sus dos hijos. Pilar Mañé, por su parte, se ha mostrado más escueta en palabras. Sonriente, ha contado que la artista «es una gran mujer y supongo que (está) muy bien». Sobre si habrá acuerdo próximamente, contesta: «Sí, lo sabréis vosotros antes que yo».