Tras una semana crucial, Shakira y Gerard Piqué han llegado, por fin, a un acuerdo de divorcio, un pacto que garantiza «el bienestar de sus hijos». Se trata de un documento que han tarado cinco meses en firmarte y que en los próximos días se ratificará en los juzgados. Un motivo de celebración para ambos y que ha provocado la reacción eufórica de la cantante en su reaparición pública este fin de semana.

shakira
Gtres

A lo largo de las últimas semanas, hemos visto a una Shakira muy decaída debido a su situación personal. Sin embargo, este sábado, ha mostrado su mejor cara en un partido de béisbol que ha disputado su hijo mayor, Milan, en Barcelona. La hemos podido ver eufórica, feliz y con una sonrisa de oreja a oreja mientras animaba al pequeño.

Una imagen que no estábamos acostumbrados a ver de ella y que deja constancia de que sus dos hijos han sido su mayor apoyo en este duro momento que le ha tocado vivir. Shakira se ha sentado junto a los demás padres y ha compartido divertidas confidencias con todos ellos. Por su puesto, no ha estado sola en el partido. Junto a ella estaba su hermano, Tonino, que se ha convertido en su fiel escudero. Después, tras finalizar el partido, la interprete de ‘Te felicito’ no ha dudado en hacerse fotos con sus hijos para inmortalizar el buen momento que han pasado y felicitar a todos por el gran partido que habían hecho.

shakira
Gtres

El acuerdo al que han llegado Shakira y Piqué

Shakira y Piqué han llegado a un acuerdo por el que la cantante se irá con los hijos que tienen en común a vivir a Miami. El empresario ha aceptado este acuerdo y ha cedido debido a los periodos que se han prometido cumplir. Durante 10 días al mes, según ‘El Periódico’, Piqué podrá estar con sus hijos en Miami y, además, dispondrá de ellos durante gran parte de las vacaciones escolares. Las Navidades, las vacaciones de verano y los festivos de Estados Unidos serán atribuidos para Piqué en lo que respecta a la custodia, aunque si quisiera, podría mudarse a Miami de manera definitiva y optar a la custodia compartida si así lo quisiese.