Sergio Ramos es el último futbolista de élite que se suma a la lista de multados por la Agencia Tributaria. Tal y como dio a conocer ‘El Mundo’ este miércoles, el capitán del Real Madrid ha pagado una multa de un millón de euros por irregularidades en la tributación de sus derechos de imagen y publicitarios.

Ha emitido un comunicado aclarando su situación con Hacienda

El Fisco ha concluido que el futbolista utilizó una sociedad, radicada en España, y llamada Sermos 32 S.L., para ceder sus ingresos publicitarios y pagar así una tributación del 25% en vez de una del 45%, como le correspondería por su IRPF.

Si bien el marido de Pilar Rubio ha pagado el millón de euros y se encuentra al corriente de pago, también ha interpuesto un recurso, alegando que ha seguido al pie de la letra los criterios que la Agencia Tributaria le marcó en una inspección anterior, y confía en que le terminen quitando la multa y, por lo tanto, devolviendo el dinero.

Para evitar las especulaciones, el propio Sergio Ramos ha compartido en su cuenta de Twitter un comunicado en el que aclara su situación actual. Además de asegurar que declara todos sus ingresos en España, el defensa cuenta que tiene un equipo de asesores que llevan sus cuentas y que está “al corriente de todas mis obligaciones con la Agencia Tributaria”.

“La Agencia Tributaria me notificó una liquidación diferente de la declarada por mí en el periodo 2012-2014 tras cambiar el criterio que la propia Administración me había indicado en años anteriores, liquidación que he satisfecho íntegramente. Se trata de una multa administrativa, no de un delito penal. Dada mi disconformidad ante el cambio de criterio de la Agencia Tributaria y, reitero, una vez pagada en vía administrativa la liquidación, he ejercido mi derecho de recurrir el acuerdo de la Administración”, termina el comunicado.