María Teresa Campos está viviendo sus horas más bajas después de todo lo que le está pasando durante las últimas semanas. La presentadora ha estallado.


María Teresa Campos se enfrenta a una complicada situación. Está viviendo sus horas más bajas y se está viendo envuelta en diferentes polémicas que han hecho que no pueda más y empiece a pasarle factura todo lo que le está ocurriendo a ella y a su alrededor. SEMANA ha podido hablar en exclusiva con una de sus amigas más íntimas, quien nos revela que la veterana presentadora no puede más y necesita que la dejen vivir en paz y tranquilidad. A pesar de que María Teresa ha estado un tiempo alejada de la pequeña pantalla y del foco mediática, su última entrevista en ‘Sábado Deluxe’ no hizo más que avivar sus problemas e incluso buscarse uno nuevo al enfrentarse en directo con Jorge Javier Vázquez. Una situación que ha podido con ella y por la que pide dejar de ser titular.

María Teresa Campos está harta y no puede más

El hecho de enfrentarse a Jorge Javier le está pasando factura. Su intención de acudir a ‘Sábado Deluxe’ no era otra que aclarar algunas de las informaciones que rodeaban a ella y a su familia. Pero se vio envuelta en una polémica que jamás se hubiera imaginado ni deseado. Sus hijas, Terelu Campos y Carmen Borrego, han asegurado en más de una ocasión que se equivocó. Pero la veterana periodista confiesa que está viviendo un linchamiento que comienza a pasarle factura y que podría ser perjudicial para su delicado estado de salud.

© SEMANA.

En el interior de la revista que ya se encuentra disponible en los kioscos y supermercados más cercanos, podéis encontrar las declaraciones exclusivas de una de las amigas más íntimas de María Teresa Campos que desvela cómo se encuentra la veterana periodista tras estas semanas repletas de polémicas. Y es que María Teresa ya no está para tantos disgustos. Hay que recordar que en el año 2017 sufrió un ictus, lo que supuso un antes y un después en la vida de la periodista, que siempre ha contado con el apoyo de sus hijas.

De hecho, ella confió en sus hijas para la defensa tras las últimas semanas tan complicadas que ha vivido. Había decidido alejarse de la primera línea pública, no sin antes emitir un comunicado donde aclaraba algunos aspectos y amenazaba con demandar si fuera necesario. La publicación de ‘Lecturas’ que informaba de que la presentadora tenía una presunta deuda abierta con Hacienda de 700.000 euros y dos supuestas hipotecas que sumarían más de un millón de euros juntas le ha puesto de nuevo en el ojo del huracán. Tanto, que de nuevo se vio obligada a tomar cartas en el asunto y emitió un comunicado para aclarar su verdadera situación e incluso amenazó con demandar.