La pasada semana fue una de las más complicadas para Ana Obregón y toda su familia. Su hijo, Álex Lequio, perdió la vida tras una titánica lucha contra el cáncer durante los dos últimos años. Una batalla que finalmente no pudo vencer y por la que perdió la vida con tan solo 27 años de edad en un hospital de Barcelona. Junto a él se encontraban sus padres, la actriz y Alessandro Lequio, su novia, Carolina Monje, y sus tías, las hermanas de la actriz, Amalia y Celia. Todos han sido una piña y SEMANA ha sido testigo de la unión entre la familia ante estos momentos tan complicados.

Ana Obregón y Alessandro Lequio, completamente desolados

En el interior de tu revista favorita, que ya puede encontrar de forma física en los quioscos, o descargando la versión online AQUÍ, encontraréis todas las desgarradoras imágenes del entierro de Álex Lequio. Una familia rota tras el fallecimiento del joven, de tan solo 27 años, que todavía le quedaba mucho por vivir. Ana Obregón estaba completamente destrozada sin poder creerse todavía el trágico desenlace que ha tenido sus dos años de lucha acompañando a su hijo en esta batalla contra el cáncer. La actriz, abrazada al féretro, no podía dar crédito a lo que estaba viviendo.

WhatsApp-Image-2020-05-19-at-14.36

Cabe recordar que Álex Lequio falleció el pasado miércoles en Barcelona donde se encontraba ingresado en un hospital donde iba a someterse a un nuevo tratamiento contra el cáncer. Un tratamiento que finalmente no pudo terminar. El cuerpo del joven fue trasladado desde la Ciudad Condal hasta Madrid, donde ahora descansan sus restos mortales. La familia, que pudo acudir a esta funeral, lo despidió en el madrileño tanatorio de La Paz el pasado sábado. Una ceremonia íntima al que tan solo pudieron acudir un número reducido debido a la emergencia sanitaria por la que está pasando España a causa del coronavirus.

Un último adiós en la más estricta intimidad

Esto obligó a que tan solo pudieran acudir los padres del fallecido, que llegaron por la mañana acompañados por la mujer del colaborador de televisión, María Palacios. También quisieron acompañarlos en estos momentos tan duros las hermanas de Ana, Celia y Amalia, a la hija de la primera, Celia Vega-Penichet, y la novia de Aless, Carolina Monje. También al que fuera socio de Aless en su empresa, Nacho Fernández Ansorena y algunos amigos. En el breve responso que tuvo lugar en el interior del tanatorio estuvieron todos ellos, pero una vez llegado el momento de dar el último adiós en el interior del cementerio tan solo pudieron estar presente Ana, Alessandro y Carolina. Este número de SEMANA es un homenaje tanto a un joven que ha perdido la batalla en una lucha titánica donde deseó ser el ganador hasta su último aliento, como a unos padres corajes que han demostrado ser los mejores compañeros de guerra.