La periodista ha compartido con sus seguidores que no se sentía «estupenda» tras dar a luz a su segundo hijo, Lucas.


Este martes, Sara Carbonero ha entrevistado a Sara Sálamo en Radio Marca. En su espacio radiofónico, ‘Que siga el baile’ ha hablado por primera vez de cómo vivió el postparto de su segundo hijo, Lucas, nacido de su matrimonio con  Iker Casillas.

Una vez más, la empresaria y comunicadora ha abierto su corazón a sus oyentes y ha revelado un dato hasta ahora desconocido sobre su vida. Durante su charla con la mujer  de Isco Alarcón, futbolista del Real Madrid, ha hecho referencia, una vez más, a sus hijos. No hace mucho la escuchábamos emocionarse al escuchar una canción de Conchita poco antes de que anunciase se separación de Casillas. Ahora ha descrito cómo se sintió tras dar a luz por segunda vez.

GTRES

«Tenía muchísima información sobre el embarazo pero nada sobre el posparto: entonces me produjo muchísima tristeza, me sentí fatal», comentaba Sálamo en la entrevista con su amiga. Entonces, Carbonero se sinceraba: «Yo me puse un vestido que era un saco, que me quedaba fatal y estaba horrorosa». Así, hacía referencia al atuendo elegido para presentar a los medios de comunicación a su segundo hijo, nacido en julio de 2016. Entonces elegía un vestido amplio de estilo ‘boho’ que ahora recuerda con poco entusiasmo: no se sentía en absoluto guapa. «Yo no estoy estupenda, no me siento estupenda», ha destacado, sincera, sobre aquellos momentos.

Así habla del postparto: «No viene en los libros»

Cuatro años después de aquel momento, Sara Carbonero ha compartido una reflexión sobre el postparto: «Es algo que no viene en los libros, pero luego si profundizas el 90% de las mujeres se identifica contigo».

Slowlove

En su encuentro con Sara Sálamo, la intérprete ha explicado sin tapujos que la maternidad no es tan idílica como la cuentan. Menos aún lo que se siente después de dar a luz. «Mi experiencia me sumió en la tristeza. No se ha hablado lo suficiente de ello. Veía casos de gente que 15 días después de dar luz estaba estupenda y a mí no me pasaba. Como yo lo pasé mal, creí que era justo que otras mujeres conociesen mi verdad sobre la maternidad», explicaba la artista. Carbonero agradecía sus palabras así: «He aprendido mucho contigo. Eres como un libro abierto, súper natural. Cómo lo cuenta, con normalidad, y hasta dónde ella quiere».