La hermana de María Pombo, Marta Pombo, ha abandonado sus redes sociales cuando los rumores de ruptura con su marido, Luis Giménez, no dejaban de crecer.


De un tiempo a esta parte Marta Pombo, hermana de María Pombo, mostraba en sus redes sociales que no estaba bien. La influencer aseguraba no encontrarse a sí misma, «estar perdida y vacía», posaba sola en sus instantáneas y no presumía de la compañía de su marido, Luis Giménez. Estos movimientos llamaban la atención de sus seguidores, sin embargo, el giro de tuerca llegaba este martes. A última hora la joven hizo un comunicado en el que desvelaba que dejaba de lado, al menos unos días, su principal fuente de ingresos. «Necesito tomarme unas vacaciones de redes sociales, dedicarme tiempo a mi y dar el 100% a la gente que quiero. Esto no es un adiós, es un ‘en unos días nos volveremos a ver. ¡Os queda Marta Pompis pa’ rato», dice Marta Pombo en su Instagram.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Marta Pombo (@mpombor)

«Mi regalo de Navidad es este: desconectar para volver a conectar (…) Volveré más fuerte y con ganas de seguir transmitiendo cosas buenas. ¡Os deseo Feliz Navidad que, aunque sea rara, podáis disfrutar de lo más importante», asegura Marta. Sin dar más explicaciones de qué le sucede, Marta Pombo ha preferido desactivar los comentarios en esta publicación, quizás intentando frenar mensajes que especulen sobre esta decisión. Sin poder evitarlo, desde hacía tiempo en diferentes redes se hablaba sobre la crisis que parecía existir entre Marta y su marido, con el que se casó el pasado año en el mes de septiembre entre rumores de ruptura e infidelidad.

Hace tan solo unas semanas Marta Pombo se abrió en canal y se confesó sobre el difícil momento personal que estaba atravesando. «Llevo tiempo buscando mi lugar, me siento perdida y vacía. Estoy en un proceso de cambio personal muy grande que necesitaba, pero muy duro», dijo. Todas las miradas se posaron entonces en Luis, su pareja, al igual que cuando fue el cumpleaños del también influencer, ya que no recibió felicitación pública por parte de ella. «Y van 31, más viejo pero todavía con mas ganas de disfrutar de este milagro tan cojonudo que es estar vivo. ¡Gracias a todos los que me hacéis sentirme tan afortunado», escribió. Ni rastro en ese momento de unas palabras por parte de su pareja, Marta Pombo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Marta Pombo (@mpombor)

Pasaron el confinamiento por separado, debido supuestamente a la enfermedad de un familiar, por lo que Marta quiso aclarar esta distancia en sus redes sociales. «Se tuvo que ir a otra casa porque mi madre tuvo que venir a esta porque mi padre estaba malo con todos los síntomas. Y, para que mi madre no se contagiase, porque además tiene factor de riesgo por su enfermedad, pues nos recomendaron que se fuera a una casa y estuviese en contacto con el menor número de personas posible. Por eso Luis tuvo que partir», comentó. No obstante, las explicaciones no terminaron de convencer, aunque Luis dio una entrevista en Cadena 100 en la que recalcó lo bien que le iba con su mujer. «Tenemos una relación muy sana, muy buena. Siempre nos hemos preocupado muchísimo de no descuidar a nuestros amigos y no vivir la vida que tiene el otro. Hay épocas que estamos mal y hay follones como siempre, pero cuando estamos bien es una gozada», señaló.

Ahora los rumores de ruptura coinciden con el último tramo de embarazo de María Pombo, quien en solo unos días se convertirá en madre por primera vez junto a Pablo Castellano. Aunque no han sido fáciles las últimas semanas por esta cuestión y tampoco por la pérdida inesperada de su abuelo, la joven empresaria vive uno de sus momentos más dulces.