Rosanna Zanetti se ha convertido en una de las ‘consortes’ más queridas en las redes sociales. La mujer de David Bisbal derrocha simpatía en todas y cada una de sus apariciones públicas y se ha convertido en el principal pilar del artista almeriense, pero además, ha demostrado tener un gran sentido del humor.

La respuesta más clara y concisa de Zanetti

En los últimos días la de Venezuela ha compartido en Instagram varias fotografías suyas vestida para la Feria de Almería, luciendo una espectacular silueta, algo todavía más aplaudible si se tiene en cuenta el poco tiempo que ha pasado desde que diera a luz a su primer hijo. Un usuario de la red social no ha dudado en preguntar a Rosanna, de manera bastante maleducada, si «sus tetas son de silicona», y la modelo no ha dudado en responderle: «la pregunta es un poco impertinente, pero es evidente que sí lo son».

La respuesta de Rosanna ha sorprendido a muchos de sus seguidores, que no han dudado en aplaudirle y destacar su sinceridad y sentido del humor. Lo cierto es que hoy en día la cirugía estética se ha convertido en un tema tabú para mucha gente, aunque no hay nada criticable en recurrir a ella. El hecho de que la mujer de David Bisbal se haya atrevido a admitir sin ningún tipo de pudor que tiene el pecho operado es un gran paso de cara a naturalizar que cada uno hace lo que quiere con su cuerpo.

Este año la feria de Almería se perfilaba como un escenario conflictivo para el ‘triunfito’ y su familia. En 2018 una foto que subió su mujer junto a la hija que tiene en común con Elena Tablada dinamitó la cordialidad publica con la que se trataban, por lo que 12 meses después de que estallase la guerra la expectación estaba servida.