Rosa Benito se ha pronunciado tras ver el documental de su sobrina, Rocío Carrasco, y se ha roto al hablar de su intento de suicidio.


Rocío Carrasco este domingo mantuvo pendiente a millones de espectadores, tanto es así que alcanzó un 33,2 % de cuota de pantalla. ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’ hizo historia en la crónica social, pues han sido muchos los episodios desconocidos que han visto la luz. El primero de ellos el día en el que la hija de Rocío Jurado se intentó quitar la vida: el 5 de agosto de 2019, una fecha que marcó un antes y un después para ella. De hecho, tras ello tomó la drástica decisión de romper su silencio y contar su versión a los medios de comunicación. Pero ¿cómo se ha tomado su familia toda esta historia?, ¿Conocían todos los detalles sobre este momento tan oscuro para Rocío? Una de las primeras en pronunciarse ha sido Rosa Benito, quien se ha roto frente a las cámaras al hablar sobre ello.

Rosa Benito
Telecinco

«Yo me enteré anoche de que Rocío Carrasco intentó quitarse la vida. Yo también intenté una vez dormir, porque tenía mucho dolor. Solo quieres descansar. Cuando llegas a eso es que estás muy mal, porque si no, no lo haces. Lo reconoces y te arrepientes, porque es un acto de cobardía, porque la vida es muy bonito. Me transmitió mucho dolor. Yo la conocí cuando tenía tres meses, he vivido cosas maravillosas con ella«, ha asegurado la exmujer de Amador Mohedano. Para ella fue muy difícil conocer ciertos datos, de hecho, según ha explicado ella misma en ‘Ya es mediodía’, «lo pasó muy mal y lo sigue pasando. Y es que no ha podido evitar tratar de ponerse en su piel: «Me hace remover cosas del pasado porque yo también he tenido ese pensamiento». 

El testimonio era desgarrador y así se reflejó tanto en el rostro de los colaboradores que comentaban en plató cada una de las escenas del documental como en las redes sociales. «Cuando la veía llorar era como… cuántas cosas, ¿no?», ha continuado Rosa después de volver a ver parte de los instantes que anoche se colaron en millones de hogares españoles. Hubo momentos en los que Rocío ni siquiera podía articular palabra, lo que provocó que muchos espectadores se metieran todavía más en la historia y comprendieran su dolor.