Rocío Carrasco ha relatado las durísimas palabras que supuestamente pronunció su hija Rocío Flores cuando madre e hija ya no tenían relación.


La relación de Rocío Carrasco y Rocío Flores está rota desde el año 2012. En concreto desde el 27 de julio de ese año, fecha en la que según Rocíito su hija le propinó una paliza que la dejó inconsciente. Desde ese momento no han vuelto a verse y pocos creen que sus lazos vuelvan a crearse. De hecho, fue hace tan solo unas semanas cuando después de que Rocío tendiera puentes a su madre, ella aseguró no sentirse preparada para mantener una charla en privado con su hija. Los detalles de sus desencuentros han sido relatados a lo largo de la docuserie, sin embargo, todavía hay datos y momentos que resultan escalofriantes para la audiencia. Uno de ellos tuvo lugar cuando David Flores estaba en el colegio y recibió la visita de su padre, Antonio David Flores, y de su hermana Rocío, tal y como ha explicado Rocío Carrasco.

© Redes sociales / Gtres.

«Uno de esos días me dijo mi hijo ‘¿Sabes quién ha venido al cole?’ Le pregunté si su padre y me dijo ‘mi padre con Ro’. Me dijo ‘¿Qué te crees que me ha dicho la niña? Me ha dicho’ dile a tu madre que va a llorar lágrimas de sangre que hasta que no la vea en la cárcel no voy a parar’. Cuando el niño me dice eso casi me caigo a plomo, no es una exageración. Le dije que era una chorrada», ha dicho Rocío Carrasco. Entonces, ella y su hija ya no tenían contacto y Rocío Flores vivía con su progenitor. Años después escuchó la propia Rocíito justo esas dos frases en algunas entrevistas que concedió Antonio David en televisión, sin embargo, se aseguró que habían sido pronunciadas por ella. «Fíjate que esas dos frases públicamente las ha usado el padre para decir que eso es lo que yo le decía a mis hijos sobre su padre», dice Rocíito en el décimo capítulo de ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’.

© Gtres.

Unas durísimas palabras sobre las que no se ha pronunciado todavía Rocío Flores y que llaman poderosamente la atención si se tiene en cuenta que ella misma desaprobaba las malas formas de Olga contra su madre. Tanto es así que tras emitirse la reacción de la malagueña dijo que «era injustificable». La joven de 25 años hace tan solo unas horas dijo no sentirse preparada ni con las fuerzas suficientes para hablar sobre el documental y es que, según ha podido saber SEMANA, Rocío Flores está destrozada. Semana tras semana no puede evitar convertirse en una de las protagonistas de Mediaset por todas las confesiones de su madre, no obstante, es una incógnita si pronto se sentará para desvelar frente a las cámaras de televisión cuál es su verdad sobre esta historia que mantiene a España entera en vilo.