«Lo que se está denunciando es un delito continuado en el tiempo, se sucede a lo largo de los años», ha recordado la hija de Rocío Jurado


El miércoles 2 de junio de 2021 será un día inolvidable para Rocío Carrasco. Esa noche se enfrentaba a millones de espectadores para responder a todas las interrogantes que se han planteado a lo largo de los 12 episodios que se han emitido de la serie documental basada en su biografía. Hechos como la muerte de sus padres, el distanciamiento con sus hijos o su larguísimo enfrentamiento contra Antonio David Flores, con quien se ha enfrentado en los juzgados durante 25 años.

Según ha contado en su entrevista con Carlota Corredera, han sido muchos años de lucha para que se haga justicia y para que se escuche su voz. Por eso está dispuesta a volver a los tribunales para reabrir un caso de violencia de género contra el padre de sus dos hijos. La presentadora le recordaba: «Has dicho frases que son icónicas, como la que te dijo Antonio David: ‘¿Qué te vas a separar? Te vas a cagar, Rociíto”. La madrileña respondía: «Eso sucedía como humillación, era humillándome. Eran momentos en los que quería hacer daño y lo hacía de esa manera».

Quiere que «se me dé la oportunidad de que se me oiga»

La de Vigo quiso saber si está dispuesta a «reabrir el caso» y reclamar ante la justicia que, en su opinión, ha sido víctima de violencia. «Esperanza tengo toda la del mundo. Espero que haya posibilidades de que se reabra el caso», admitía la invitada. «Me enfrento a toda esta etapa nueva deseando que la justicia me acompañe de la mano. Quiero decir, que se me dé la oportunidad de que se me oiga».

© Telecinco.

«No me gustaría pensar que después de toda la catarsis emocional , el sufrimiento y el esfuerzo y de todo lo que se ha conseguido narrar eso no llegase a suceder. Si no sucede tendré que seguir intentándolo, como muchísimas mujeres», añadía.

«Todavía no ha sucedido el final», se lamenta, al hablar de Antonio David

Asimismo, puntualizaba qué es lo que piensa exigir ante la ley: «Lo que se está denunciando es un delito continuado en el tiempo, se sucede a lo largo de los años. Tiene un comienzo y todavía no ha sucedido en final, como dijo el Tribunal Supremo». Ahora tiene fuerzas para afrontar el futuro de una manera distinta, «más serena» y más arropada que nunca por la gente que la quiere. «Estoy satisfecha con el trabajo que he hecho conmigo misma de dentro. Un trabajo emocional muy fuerte, de recolocar mis pensamientos, mis vivencias. Estoy esperanzada en que la justicia me acompaña y vaya conmigo de la mano y que ese esfuerzo sirva para algo«, admitía.

Por último, recordaba que el único responsable de sus males, así como de su intento de suicidio, es su exmarido: «La defensa ‘del ser’ siempre se acoge a que mi estado emocional es debido a otra serie de problemas… Quiero dejar claro que la única persona responsable de mi estado emocional y de que yo haya sido capaz de haber intentado hacer lo que he querido hacer es Antonio David Flores Carrasco».