Rocío Carrasco ha reaparecido ante los medios de comunicación más guerrera y segura que nunca para hablar de ‘En el nombre de Rocío’, la docuserie de Telecinco en la que declara la guerra pública a parte de su familia. “Esta nueva temporada es la contestación a muchos años de mentiras. No me arrepiento de lo que he dicho, me he podido arrepentir de lo que no he dicho, pero eso todavía no lo he pensado, si lo voy a hacer”, ha dicho nada más comenzar. Una declaración de intenciones en la que SEMANA estuvo presente para charlar con ella.

¿Crees que todos los miembros de tu familia están de acuerdo con lo que cuentas?

No lo sé, también te tengo que decir que no me importa. Se ha contrastado todo y se ha hecho un gran trabajo de investigación.

¿Cómo te sientes tras haber contado toda tu historia?

Me siento bien, me encuentro fuerte, serena, tranquila. La losa del pecho se va levantando cada vez más. Me encuentro tranquila y con impaciencia. Pero estoy bien, gracias a Dios. ‘En el nombre de Rocío’ es la contestación a muchos años de mentiras, simplemente es eso. No me arrepiento de lo que he dicho, me he podido arrepentir de lo que no he dicho

Hay mucha gente que dice que hablas desde el odio y por el dinero.

Ese es el argumento fácil para los que no que no tienen nada a lo que agarrarse. El odio no es algo que yo experimente en mi vida. No lo tengo, lo que tengo es hartazgo. Respecto a lo económico, tampoco lo he hecho por eso. Es la argumentación de los mediocres.

Rocío Carrasco
Mediaset

Dicen que te molesta que Telecinco de voz a personas de tu familia…

Yo creo que esta es una cadena donde hay pluralidad y donde tiene cabida la opinión de todo el mundo. A partir de ahí no tengo nada más que aportar.

¿Hay cosas que te has guardado porque legalmente te has visto limitada?

No. A mí legalmente no me ha limitado nada ni nadie. He escuchado por ahí que si a mí no me dejaron o no sé qué cosas, pero a mí nadie me prohíbe nada. He sido totalmente libre en todo momento. Yo sé dónde están mis límites y yo sé lo que se puede hacer y cómo se puede hacer. No he guardado cosas por eso que estas diciendo, sino porque hay cosas que pertenecen a gente que en vida no quiso que se supiera y, por tanto, yo no debería contarlo. Pero quien sabe si alguna vez decido hacerlo…

¿Te sorprenden las mareas azules y fucsias que se han creado tras contar tu testimonio?

El formato no es responsable de cómo la gente actué y de la mentalidad arcaica o progre de algunas personas. Hay pocas cosas que me puedan molestar y no me extraña que haya habido una división social porque en este país sigue habiendo mentalidad machista y no me sorprende en absoluto. Ojalá esa división se hubiera hecho simplemente por los derechos humanos y no por mí.

¿Volverás a Sálvame?

No lo sé. No te puedo contestar porque es algo que no está en mi mano.

En esta nueva tanda de capítulos hablas de lo mal que se gestionó la herencia de tu madre ¿La tuya la tienes bien atada?

Vamos a dejar ese tema de lado, pero sí.