Rocío Carrasco ha hablado sobre las declaraciones de Antonio David Flores, quien aseguró que la justicia le había quitado a sus hijos


La segunda parte del sexto episodio de la docu-serie ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’ ha arrancado con Antonio David Flores hablando en imágenes de archivo. Ha sido cuando Rocío Carrasco ha revelado lo que siente al ver estos vídeos y por qué en muchos momentos aparta la mirada de la pantalla. Rociíto asegura que para ella «es traumático». Y añade que «Me hace daño, emocional y físico. Lo que pasa a veces miro porque me parece una falta de respeto y quiero enterarme bien de lo que dice. Para mí es muy traumático. Recordar todo eso, ver las imágenes…», cuenta. Posteriormente, ha arrancado con una fecha muy marcada en su vida: el 5 de junio de 2002.

Rocío Carrasco habla de un día muy especial para ella: el 5 de junio de 2002

Ese día fue el día que la Justicia dictó a favor de Rocío Carrasco y le otorgaron la guarda y custodia total de sus dos hijos, Rocío Flores y David Flores. Así lo ha recordado Rociíto: «Ya se ratifica mi separación y y ya tengo las custodias de mis hijos. Es uno de los días ansiados, temidos porque yo le tenía mucho miedo a que eso no saliese o que saliese perjudicial para mí, pero gracias a Dios salió», ha comentado la hija de Rocío Jurado. «Por lo tanto ese procedimiento ha terminado».

Rocío Carrasco revela lo que la justicia dictó: «Guarda y custodia para la madre, fines de semana alternos para el padre, pensión alimentaria para los niños. 170.000 pesetas por los dos niños. Eso es lo que dictamina la Audiencia Provincial. Ahí muere el procedimiento», dice. Además, ha revelado que a pesar de que Antonio David Flores ha dicho en alguna ocasión que los jueces le quitaron los hijos a Rociíto, ella se ha encargado de desmentirlo.

Rocío Carrasco
© Telecinco.

Rociíto desmiente que un juez le quitara la custodia de sus hijos

Así lo ha explicado en este nuevo episodio: «A mí ningún juez me quita a mis hijos. No hay ningún documento oficial que diga que me han quitado la custodia y se la han dado al padre.  No es verdad. Cuando veo que la custodia de los niños es mía e inamovible, digo paso siguiente. Una vez que fui consciente de que tenía lo que quería, que era lo que me importaba, yo pedí la nulidad eclesiástica«, ha revelado. Fue a partir de entonces cuando comenzó este proceso, que finalmente lo consiguió, tal y como ella mismo ha revelado también en la docu-serie.