El capítulo 12 de ‘En el nombre de Rocío’ revela nuevos episodios de la vida de Rocío Carrasco. La nueva entrega de su docuserie arranca con las declaraciones de José Ortega Cano en en el programa de Bertín Osborne reconociendo los problemas que tuvo tras la muerte de la cantante: «Me dio por beber y todo. No coordinaba. Me faltaba ella. No veía en qué dedicaba yo mi tiempo». Unas palabras que la hija de Rocío Jurado ha abordado con dureza.

rocio-carrasco-3
Telecinco.

«No es verdad, lo siento mucho, pero no es verdad. Podría decir mil cosas para demostrar que eso no es verdad. Podría narrar hechos concretos y situaciones concretas, cosas que mi madre se veía obligada a hacer en determinados momentos en esa casa, porque ocurrían cosas que no tenían que ocurrir en esa casa de La Moraleja».

Rocío Carrasco habla de la supuesta adicción a la bebida de Ortega Cano: «El problema lo tiene de antes»

«Él tiene es problema con mucha anterioridad a que mi madre enferme. Es cierto que se le acrecienta cuando ella enferma y cuando ella muere. Es verdad que él se desorienta, que está en shock, pero el problema lo tiene de antes. Él sabe, y todos los que hemos vivido en esa casa y que hemos estado ahí día a día sabemos que lo que estoy diciendo es cierto», prosigue. «Siempre tuve dentro que algo así acabaría pasando alguna vez».

Rocío Jurado Rocío Carrasco
Gtres

En su documental, Carrasco recuerda cómo se enteró del accidente de coche del torero. «Yo estaba trabajando para Canal Sur y cuando estaba grabando me dicen: ‘Ortega ha tenido un accidente de tráfico aquí en Sevilla, está muy mal‘. Yo voy al hospital desde el momento que me entero, yo estoy en contacto con Paco», relata, entre lágrimas. No dudó en ir al hospital porque estaba preocupada por él: «Era un ser humano. Tengo sangre en las venas, soy humana. Aparte de ser un ser humano, era el padre de dos niños pequeños, que eran mis hermanos». La hija de Rocío Jurado cuenta que rezó para que él se recuperase. «Esos dos niños se habían quedado sin madre y se podían quedar sin padre… después de lo que esos niños llevaban a las espaldas antes de venir a España».

«Siempre tuve la corazonada de que algo así iba a acabar pasando», dice Rocío Carrasco sobre el accidente de Ortega Cano

«Me entero de que ha habido una víctima mortal cuando estoy en el hospital. Siempre tuve la corazonada de que algo así iba a acabar pasando», lamenta. «Porque yo iba de Sevilla para la Yerbabuena por esa carretera y José venía en sentido contrario. Me había pasado más de una vez, que casi se me echa encima con el coche». Rocío Carrasco asegura que la estancia en el hospital fue muy desagradable y culpa a su tío Amador de ello, al que echa en cara haberse autoproclamado portavoz de la familia del diestro en lugar de sus hermanos, a los que cree les correspondía ese papel.