El rey Juan Carlos necesitaba de la ayuda de un bastón para caminar.

Una vez más el rey Juan Carlos tendrá que ser intervenido en un quirófano. La Casa Real ha comunicado que que el rey emérito necesita pasar por esta intervención para que le sea sustituida la prótesis que se le implantó en la rodilla en el año 2011 y que le estaba comenzando a provocar molestias.

Los problemas de movilidad de Don Juan Carlos I eran cada vez más evidentes, hasta el punto de que en sus ultimas apariciones públicas, tenía que ayudarse de una muleta o un bastón para caminar.

En 2011 se le realizó un implante en la rodilla derecha.

Fue en el año 1991 cuando comenzaron sus problemas con esta rodilla. El monarca sufrió entonces una aparatosa caída mientras esquiaba, por la que sufrió una rotura de la meseta tibial.

El rey Juan Carlos ya ha pasado por quirófano en 15 ocasiones. Ahora lo hará una vez más, según ha informado la misma Casa Real, con la finalidad de permitirle una mayor movilidad y estabilidad en atención a las prestaciones que actualmente ofrecen las prótesis de última generación.

Por el carácter no urgente de la intervención, no están fijados ni el lugar ni la fecha de dicha intervención.