José Campos vivió uno de los peores sustos de su vida a finales de marzo. El empresario sufrió un ictus, un problema de salud que él mismo reveló en sus redes sociales y del que a día de hoy trata de recuperarse. Ya ha recibido el alta hospitalaria, sin embargo, sigue cada día tratando de vencer a las secuelas que le dejó esta enfermedad cerebrovascular. Ya está alejado de los medios y continúa viviendo en Cantabria junto a las dos mujeres de su vida, su hija y su esposa. Dos motivos de mucho peso para no cejar en la lucha por sobreponerse lo antes posible. Él mismo se ha confesado y ha revelado algunas de las consecuencias a las que debe hacer frente desde entonces, a pesar de encontrarse en su vivienda, donde lleva el confinamiento con cierto optimismo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Un Ictus !!! Poco a poco … Os QUIERO ❤️❤️.

Una publicación compartida de Jose Campos (@josecampos3375) el

Los médicos del hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander lograron salvarle la vida y estabilizarle, por lo que en estos momentos está centrado en avanzar en un tiempo récord. Hasta que retiren ciertas restricciones José Campos no puede acudir de nuevo al restaurante que regenta, por lo que su mayor preocupación ahora es su salud. «Se me han olvidado algunas palabras y me cuesta decir frases largas. Por eso, desde casa, mi logopeda me manda ejercicios estos días para que vaya haciendo. Voy poco a poco, pero me encuentro bastante bien», ha explicado a ‘¡Qué me dices!’. Ciertos escollos que a él no le frenan, ni mucho menos. Es consciente de que debe cuidarse para que no vuelva a producirse ningún contratiempo más.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

HERMANOS QUE NUNCA FALLAN !!!! FELIZ NAVIDAD 🎄💥🍷

Una publicación compartida de Jose Campos (@josecampos3375) el

Es positivo y así lo demostró cuando él mismo posteó que había salido victorioso del ictus que casi le cuesta la vida. Desde de la cama del hospital y con un dedo en alto que mostraba que, a pesar de todo, él estaba bien, José Campos quiso transmitir tranquilidad a través de las mismas redes sociales en las que plasma la vida sosegada que tiene desde hace algunos años. «Un ictus. Poco a poco…os quiero», escribió. Su imagen hizo saltar las alarmas y fueron muchos los seguidores que le desearon ánimo, pero sobre todo fuerza. «Cuídate mucho», «ánimo campeón» o «recupérate muy pronto» son solo algunos de los comentarios que sus amigos le enviaron y es que resultó sorprendente este problema de salud con el que el ex de Carmen Martínez Bordiú sorprendió. Ante el aluvión de mensajes y de muestras de cariño, el emprendedor se mostró muy agradecido en sus redes: «Gracias a todos»

Su matrimonio con Carmen Martínez Bordiú

Carmen Martínez-Bordiú y José Campos antes de su divorcio

En el año 2013 anunció su divorcio con la nieta de Franco tras siete años de matrimonio. Entonces, se mostró desolado, pues Carmen estaba ilusionada con un empresario, tal y como le confesó entonces a su marido. A pesar de que le costó superarlo, después encontró a la que es la mujer de su vida, Marian Sousa, con quien se dio el ‘sí, quiero’ en el año 2014. Una actriz y profesora de infantil santanderina que le «robó» el corazón y con la que ha conseguido formar una familia de la que está muy orgulloso. Ahora que no puede abrir su restaurante, puede disfrutar de ellas. «Estoy disfrutando mucho de ella, que está guapísima. Además como tampoco puedo ir a trabajar a mi restaurante porque está cerrado, como todos, estoy todo el rato con ella. El otro día practicábamos con la raqueta y todo», ha dicho en la citada revista sobre su pequeña de cinco años que le tiene completamente encandilado. De ella, tiene claro lo que opina: «ha sido el mejor regalo de mi vida».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

5 años amor……❤️….para toda la vida.

Una publicación compartida de Jose Campos (@josecampos3375) el

José Campos fue el encargado de prepararle por sorpresa a Marian su boda. Tanto es así que ella acudió a su enlace sin ni siquiera saberlo y contrajo matrimonio ante más de 200 invitados que habían asistido a su boda completamente de blanco. Sus nupcias no fueron en absoluto convencionales y tres meses después pudieron abrazar a su primer hijo en común, pues ella se casó ya embarazada de seis meses. Desde ese instante, son la viva imagen de la felicidad y se encuentran pletóricos el uno junto al otro.

Su negocio

El sector de la hostelería es su verdadera a pasión. Él mismo atiende las mesas y la barra, así como a su fiel clientela. Muchos de ellos son amigos, políticos, algún que otro famoso e incluso algunos jugadores del Racing de Santander, club del que fue Consejero Delegado desde el 3 de septiembre de 2007 hasta septiembre de 2008. En sus redes sociales, Campos suele compartir algunas fotografías de su día a día y en todas ellas se refleja lo satisfecho que está con su vida actual.