El archiduque Maximiliano de Austria, presidente de Clínica Recal, organizó este lunes su tradicional cena benéfica, que desde 2019 no se celebraba, para recaudar fondos para ayudar a futuros pacientes en su clínica especializada en todo tipo de adicciones. Convertida en una de las citas sociales más importantes de la capital tras el descanso estival, la cena benéfica organizada por Maximiliano de Habsburgo reunió a un selecto grupo de personalidades del mundo empresarial y social madrileño, entre las que se encontraban Jaime de Marichalar, exmarido de la Infanta Elena de Borbón, los hermanos Fernando y Cayetano Martínez de Irujo, que es patrono de la Fundación Recal, así como Marta Chávarri, Sofía de Habsburgo, Simoneta Gómez-Acebo, Hotto de Hannover, Jaime Martínez Bordiú, María de Rusia, Alfonso de Hohenlohe, Esperanza Aguirre o Ana Gamazo de Hohenlohe-Langenburg, acompañado de su marido Juan Abelló, entre otros.

Jaime de Marichalar reaparecía en este acto benéfico

jaime-marichalar

La Clínica Recal, que toma su nombre de recuperar almas, es un centro de tratamiento de adicciones que fue creado en Madrid en el año 2001. Su equipo médico trabaja cada día para ayudar a la reinserción en la sociedad de aquellas personas afectadas por la enfermedad de la adicción a cualquier tipo de sustancia y/o comportamiento. Alcoholismo, drogas, sexo, tabaco o juego son algunas de las adicciones que se ayuda a superar desde la Fundación, además de ofrecer ayuda de forma gratuita a sus familias, ya que consideran que son otra de las claves a la hora de lograr su objetivo.

Maximiliano de Habsburgo retomaba la organización de su tradicional cena benéfica después del parón de la pandemia. “Una aportación que ayudará a que más adictos en Madrid, y en toda España, dejen de sufrir, tanto ellos como sus familias y puedan llevar una vida mejor”, comentaba el archiduque al inicio de la cena. “La pandemia ha sido un roto para la Fundación, pero estamos muy satisfechos, no hemos cerrado y hemos podido ayudar a más pacientes con tratamientos de calidad. Trabajamos para convertir al adicto en una persona útil para la sociedad”, continuaba el anfitrión de la velada.

Un evento que tampoco se perdió Esperanza Aguirre

esperanza-aguirre

Ana Gamazzo de Hohenlohe-Langenburg, esposa de Juan Abelló, muy involucrada con la Fundación Recal, fue galardonada con Premio Solidario de Fundación Recal por toda su contribución y apoyo durante los 20 años que lleva en funcionamiento el proyecto de Maximiliano de Habsburgo. Su sede central, situada en Majadahonda, dispone de unas cómodas instalaciones con capacidad para 24 pacientes internos y la posibilidad de atender al mismo tiempo a otros 12 pacientes más de forma ambulatoria.

El equipo, con Maximiliano de Habsburgo al frente, está formado por un completo grupo de especialistas para cada uno de los tratamientos requeridos. Médicos, psicólogos clínicos, terapeutas, enfermeros y un nutrido grupo de profesionales centrados en la recuperación completa de los pacientes. También se desarrollan talleres especialmente enfocados a la prevención de la adicción en jóvenes y adolescentes.

La consolidada trayectoria de la Clínica Recal, a lo largo de sus más de 17 años de vida, aporta seguridad y confianza tanto a las personas que reciben el tratamiento como a sus familiares. Su experiencia les permite personalizar y adaptar el procedimiento en cada caso, lo que se traduce en el éxito a la hora de lograr la recuperación del paciente.
La Clínica Recal emplea el Modelo Minessota, cuya finalidad es que los adictos en recuperación alcancen un estado de abstinencia total hacia cualquiera que sea la sustancia y/o comportamiento que causaba su adicción. Así, a través de este método se busca también una completa reinserción social e incluso laboral de los pacientes.