La que fuera novia de Álex Lequio, Carolina Monje, ha viajado hasta México para decirle adiós al 2020, el año que le quitó a su pareja


El 2020 será un año que Carolina Monje no podrá olvidar. A mediados de año, concretamente en mayo, tenía que decirle adiós a su pareja, Álex Lequio, el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio. Desde entonces, la joven comenzó una nueva vida dejando atrás todo lo que relacionaba con el empresario, como el pisito que compartían en Madrid, y se mudó a la Ciudad Condal para comenzar una nueva vida junto a los suyos y llevar de la mejor manera posible el duelo de la muerte de su media naranja. Ha pasado más de medio año y Carolina Monje ha querido despedir el 2020 y dar la bienvenida al 2021 desde México, concretamente desde un lujoso hotel en Tulum.

Este no es un resort cualquiera de los que te puedes encontrar por México, sino que está dedicado también al bienestar del cuerpo y la mente. Cuentan con un programa semanal donde se practica el yoga con música en directo, meditación y diferentes terapias que ayudan a liberar el espíritu de cada uno, tal y como anotan desde el propio hotel. Un lugar centrado para disfrutar de uno mismo y de la naturaleza. Por ello utilizan un enfoque holístico para crear espacios sostenibles que reflejen un verdadero sentido de lugar y se adaptan orgánicamente al entorno natural. Un diseño que quieren que sea un puente para conectar la naturaleza, la cultura y las personas.

Carolina Monje ha elegido un lugar donde realizan rituales y ceremonias inspirados en la cultura maya

Este lugar, centrado en conectar cuerpo y alma, ofrece diferentes tipos de habitaciones: desde las más clásicas, hasta una suite, villas o incluso casitas sobre los árboles. La tarifa más barata para estas fechas estivales asciende a unos 800 euros la noche con desayuno incluido. Hay habitaciones que ascienden a más de 2.000 euros la noche. Este es el lugar perfecto para tomar conciencia, desconectar y recargar las pilas de cara a un año nuevo.

Instagram

Además, cuenta con una programación de bienestar especialmente diseñada para reconectar consigo mismo, aprender, crear y evolucionar. En el mencionado hotel se trabaja el contacto con la naturaleza, la cultura y la sabiduría sagrada que le lleva a una nueva conciencia. Tal y como cuentan desde el propio hotel se trata de un lugar de desconectar para reconectar contigo mismo. También realizan diferentes rituales de fuego sagrado, ceremonias de cacao y tratamientos curativos antiguos mayas.

Gracias a todos estos rituales y ceremonias, Carolina Monje espera entender un poco más la vida y reconectar con ella misma después del año tan complicado que ha pasado al tener que decir adiós a su novio. Quiere volver a encontrarse a si misma e intentar comenzar el 2021 rodeada de buenas energías. Os mostramos algunas fotografías del espectacular hotel donde se encuentra alojada la joven.