Europa Press.

La reacción de Kiko Rivera cuando le preguntan por su supuesta infidelidad

El hijo de Isabel Pantoja ha dirigido una mirada fulminante a una reportera que le ha preguntado sobre la supuesta infidelidad. Kiko Rivera ha preferido no contestar nada al respecto.

Kiko Rivera está siendo el protagonista de la actualidad después de los rumores que apuntan a una supuesta infidelidad. El dj, que está centrado en su vuelta al trabajo, no ha podido esquivar a la prensa cuando se lo han encontrado en el aeropuerto. Como no podía ser de otra manera, ha sido preguntado por la supuesta infidelidad, momento en el que ha dirigido una mirada fulminante a la reportera, sin añadir ninguna palabra.

Parece que el dj está cansado ya de estas preguntas y con una mirada fulminante espera que no se siga hablando del tema. De esto hablaba unas horas antes su mujer, Irene Rosales, que aseguraba estar cansada ya de que siempre se le ataque a Kiko Rivera con los mismos temas: las infidelidades y las adicciones.

«Estoy bien, no sé por qué se han inventado todas esas cosas. De verdad… pero que estamos bien», dice entre risas sin entender por qué se han dicho todas las cosas que se han dicho sobre la posible crisis entre ella y su marido. «Al tema de las infidelidades no le voy a dar importancia porque no me importa absolutamente nada», ha dicho rotunda, dejando claro que no hace caso a estos rumores.

Irene Rosales se ha mostrado muy enfadada por los rumores de crisis con su marido

© Gtres.

Aunque no le importe en un principio, a Irene Rosales hay algo que sí que le molesta: «Por lo único que me puede llegar a molestar es porque siempre es con el mismo tema. Sobre todo también con el tema de las adicciones, que es con la única persona con la que hacen un machaque psicológico, que si vuelve a caer, que si no… Ya está. Él ya habló el problema que tiene y no creo que haya que estar todo el rato refrescándoselo cada dos por tres».

Explica el motivo que le impide acudir a los bolos con Kiko

© Gtres.

Lleva días escuchando muchas informaciones sobre el motivo que le lleva a no acudir a los bolos de Kiko Rivera. «Como sabéis, mi situación ha cambiado. Antes podía acompañarlo más, ahora no puedo acompañarlo tanto, porque no tengo con quién dejar a mis hijas. Antes tenía la ayuda de mi madre, la de mis hermanas… Una hermana mía acaba de tener un bebé y ya es un poco más complicado e imposible. Me hubiese gustado ir pero también sabía que iba a haber mucha gente. Me podría haber llevado a las niñas, pero pensé que lo mejor era quedarse en casa y preparar las cosas del cole de las niñas».