La peluquera ha sido ingresada en el Hospital Puerta de Hierro tras sufrir un brote psicótico.


Después de que Rocío Carrasco contase en ‘Rocío contar la verdad para seguir viva’ cómo fue el último encuentro con su padre, Pedro Carrasco, Raquel Mosquera ha vivido días de enorme tensión. El testimonio de la hija de Rocío Jurado no coincide con lo que ella presenció en primera persona. En el último número de SEMANA, la peluquera ofrece su versión completa de los hechos. «Si Pedro estuviese aquí, la haría recapacitar», declara. Aún no da crédito a las palabras de Rocío y en los últimos días se le han removido muchas emociones. Por este motivo ha tenido que ser ingresada en un centro hospitalario de Madrid.

Según adelanta el diario ‘La Razón’, Raquel Mosquera ingresó a las 0,10 del 13 de abril por un supuesto brote psicótico. Su pareja sentimental, Isi, fue quien la acompañó al Hospital Puerta de Hierro de Madrid. El marido de la estilista ha contado al citado medio que su mujer estaba fuera de sí y que fue complicado convencerla para ir al hospital. Antes de conseguirlo, «tuvieron que aguantar unos eternos minutos hasta que llegase un familiar de Raquel para que se quedase al cuidado» de los pequeños, reza el periódico. Al parecer, su pareja también tuvo que ser asistido en urgencias, ya que tras dejar a su mujer en el hospital sufrió una crisis de ansiedad. 

Su representante: «Está bien, aunque ingresada»

SEMANA se ha puesto en contacto con su representante, quien nos ha atendido de manera muy amable para enviar un tranquilizador mensaje: «Está bien, aunque sigue ingresada». Ahora, todos los miembros de su familia están pendientes de su evolución, ya que no es la primera vez que ocurre un episodio de este tipo.

© SEMANA.

«Es indignante manchar la memoria de una persona fallecida, cuando no se puede defender», indica Raquel Mosquera en su entrevista en SEMANA. Tajante, Raquel niega las informaciones vertidas por la hija de su primer marido en su docuserie.

Mosquera, sobre Rocío Carrasco: «Era caprichosa»

«La Rocío que conocí a sus 14 años era una buena niña. Como tantos otros adolescentes, era caprichosa y casi siempre se salía con la suya. Era: quiero, tengo», revela la peluquera sobre cómo era Rocío en su adolescencia. La recuerda como una niña cariñosa, aunque consentida: «Aunque su padre hablase muchísimo con ella intentando hacerle ver por qué no podían ser muchas cosas, él tampoco se negaba a antojos, como un anillo de tres aros con tres gemas… En todo caso, su padre no le consentía más de lo razonable, mientras su madre le daba todo lo que ella quería. Así era.

Raquel Mosquera
Cuco Cuervo

El ingreso de Raquel Mosquera en un centro hospitalario no es el primero que se produce en sus 51 años. En el año 2016 tuvo que ser ingresada en la Unidad de Psiquiatría del Hospital Puerta de Hierro tras sufrir una recaída del trastorno bipolar que padece.

La peluquera padece trastorno bipolar desde 2006

La viuda de Pedro Carrasco sufre un trastorno bipolar tipo II desde el año 2006. Ese año, que coincidía con el quinto aniversario de la muerte de su primer marido, ingresó por primera vez en la clínica especializada López Ibor tras sufrir su primer brote psicótico. Entonces permaneció varios días en el centro psiquiátrico. En ese tiempo fue fotografiada hablando sola mientras se asomaba a una de las ventanas de su habitación.