Este 19 de octubre se cumple el primer aniversario de su multitudinaria boda y lo hacen con otra feliz noticia: las obras de su nueva casa


Hace tan solo unos días que veíamos a la feliz pareja celebrar el decimotercero Roland Garros de Rafa Nadal en París haciendo historia en el mundo del tenis. Una jornada histórica en su trayectoria deportiva, ya que es el jugador que más veces la ha ganado.. Y también en su mejor momento personal. En este nuevo triunfo le acompañó su ya mujer, Xisca Perelló. Ambos se fundieron en un romántico beso… y días después, justo cuando celebran su primer año de casados, salta a la luz la noticia de que ya han comenzado las obras del que será su próximo nidito de amor en Manacor, una pequeña localidad de Menorca. La pareja pronto podrá estrenar su nueva casa en común.

Rafa Nadal y su mujer pronto estrenarán nueva casa en común

Tal y como adelanta ‘Vanitatis’, que ha podido hablar con Carlos Costa, mánager del tenista, el tenista y su mujer han recibido una feliz noticia: que hayan comenzado las obras de su casa después de estar varios años paralizadas a causa de las complicaciones burocráticas por su ubicación geográfica. A pesar de que todo el papeleo hizo que se retrasaran las obras de la que será su próxima casa en común y que supone un sueño para el tenista, por fin han podido comenzar las obras y cada vez está más cerca el hecho de irse a vivir a esta propiedad que compró en el año 2013 por 4 millones, aunque en un principio los anteriores propiedades pedían la friolera cifra de 5,7 millones de euros. Se trata de un terreno de 700 metros cuadrados con acceso directo al mar en Porto Cristo, Manacor. 

Redes sociales

El tenista está a punto de ver cómo la casa de sus sueños coge forma y por fin pueda mudarse a la misma. Mientras tanto, y tal como ha adelantado el citado medio, el matrimonio ha pasado las últimas semanas en un piso de uno de los edificios de pocos apartamentos en el mismo Porto Cristo que está ocupado al completo por familiares del propio Nadal. Aún así, esta no ha sido su residencia habitual. A pesar de que debido a sus compromisos laborales se han pasado la mayor parte del tiempo viajando, Nadal tenía su residencia fijada en la casa de sus padres, ubicada también el Puerto de Manacor, donde ahora fijarán ellos su residencia.

El tenista compró la propiedad y quiere reformarla completamente

Dentro de este espectacular terreno había el chalet típico mallorquín de piedra y otras pequeñas construcciones que suman un total de 1.000 metros cuadrados construidos, que durante los años en los que el tenista ha sido el dueño ha tirado abajo y quiere crear su propia e imponente mansión, que se convertirá en su casa y lugar de desconexión cuando no está de torneo por todo el mundo.