Con la mirada triste y muchas preocupaciones en la cabeza, la mujer de Antonio David Flores ha tomado un avión rumbo a Honduras.


Este miércoles, los concursantes de ‘Supervivientes 2021’ han tomado un avión rumbo a Honduras, donde afrontarán el reto de sobrevivir a todo tipo de situaciones adversas en las playas de los Cayos Cochinos. Marta López, Alexia Rivas, Omar Sánchez, novio de Anabel Pantoja, o Tom Brusse, entre otros, eran fotografiados en el aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid Barajas para iniciar este nuevo reto que promete dar mucho que hablar. Pero todas las miradas se centraban en Olga Moreno, que afrontaba la jornada con el semblante triste.

Y es que la mujer de Antonio David Flores asume su paso por el concurso en un momento especialmente delicado para su familia. Desde que se emitió el primer episodio de ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’ han sido muchas las emociones que ha vivido la malagueña y su familia. Y no todas positivas, precisamente. La hija de Rocío Jurado ha abierto la caja de Pandora y, dispuesta a contar su verdad tras 25 años de silencio, está lanzando durísimas acusaciones contra su marido. Lo describe como un maltratador, un manipulador y un hombre con «una mente diabólica» y sin escrúpulos capaz de enfrentarse a quien sea con tal de dejarla «sola» y acorralarla.

«Empezó a infundir terror. Era terrorífico”, explica Carrasco en la docuserie sobre su vida. Son palabras que han causado mella en el entorno del exGuardia Civil. Y que han provocado que la marcha de Olga Moreno hacia el continente americano se produzca en circunstancias de total preocupación. La andaluza ha emprendido vuelo llena de dolor. Cabizbaja y con los ojos afligidos, ni la doble mascarilla que llevaba ha podido ocultar la inquietud que está viviendo. Por delante le quedan semanas de dura lucha por la supervivencia… y alejada de su familia. Esta circunstancia es la que, según sus allegados, es lo que le provoca mayor angustia.

Vídeo: Europa Press

GTRES

La andaluza deja atrás a su marido, a su pequeña Lola y a los que para ella son como hijos: David y Rocío Flores. La joven, a quien se siente muy unida, es otro de los focos de su desazón. Anhelaba arrancar el ‘reality’ con fuerzas y energía suficiente para soportar el aislamiento, el calor, la convivencia con desconocidos o los mosquitos. Pero la tormenta que han desatado las declaraciones de Rocío Carrasco han hecho que se tambalee su estabilidad emocional.

GTRES

Son muchos sentimientos encontrados, muchos quebraderos de cabeza, muchas verdades sobre estas dos décadas al lado de Antonio David las que ahora acompañan a Olga Moreno en su periplo al continente americano. Pero sabe que su marido y su familia están a su lado y se agarrará a ese apoyo incondicional para estar a la altura y no decaer en el que es su primer concurso en televisión.