El humor y la polémica han llevado a que ‘Supervivientes‘ fiche a Juan Muñoz. Si bien siempre se ha esforzado por hacernos carcajear, desde este jueves 21 de abril comienza un nuevo reto para él: aguantar lo máximo posible en el reality más duro de la televisión. Un programa que sacará sus luces y sus sombras, problemas que, a buen seguro, él hubiera preferido que se hubieran quedado guardados en un cajón. «Solo le queda un amigo. Es con él con quien está habitualmente…En general, está muy solo. La vida de Juan es un desastre«, nos dice un amigo con el que rompió su relación hace algún tiempo. Luis Alvero fue su confidente durante meses, pero una deuda no saldada y una vida insostenible provocaron «que dijera basta».

Esta fuente nos insiste en que Juan Muñoz lleva una vida desordenada y que ‘Supervivientes’ no servirá para ponerle fin. «Aceptar ‘Supervivientes’ es obviamente para saldar sus deudas porque tiene muchas. También tiene deudas personales con amigos como yo. No sé cifras, pero son innumerables, de hecho, él me decía «yo voy dejando muertos por todas partes«, dice Luis indignado. Cuentas pendientes que podrá olvidar si logra llegar a la final y es que, según ha podido saber esta revista, el caché del humorista supera los 12.000 euros semanales, cifra se traduciría en casi 200.000 si permanece tres meses en Honduras.

Juan Muñoz
Foto: Telecinco

La relación con su familia tampoco es idílica, ni mucho menos. Aunque con su hijo sí ha acercado posturas desde que se independizara junto a su novia, Juan Muñoz no tiene contacto con sus hermanos. La muerte de su madre terminó por dinamitar lo que existía entre ellos y, a día de hoy, todo son reproches. «No tiene contacto con su hermana. Él le compró a su madre una casa en Málaga, pero según la hermana él no había pagado ningún tributo. Acusaba a la hermana de que obligaba a la madre a trabajar de limpiadora para poder pagar las cosas de la casa y la hermana dijo que era mentira. Acusó a Juan de que les había dejado tirados con sus fiestas…», explica el influencer.

Con una tensión más que evidente entre ellos, todo se recrudeció cuando Juan quiso cobrarse supuestos préstamos del pasado. «La casa una vez que muere la madre se divide entre los tres hermanos porque estaba a nombre de la madre. Él quería cobrar porque decía que había dejado dinero a toda su familia. A la hermana me dijo que le dejó 20.000 euros y él se lo quería cobrar de la herencia y ella le dijo que no. Ella le dijo que no le debía nada y ahí empezó todo», asegura.

A esta complicada situación que parecen no encontrarle ninguna solución, Juan debe sumar también la denuncia que Luis Alvero ha interpuesto contra él. Su amistad está hecha añicos, pero él ahora también deberá responder ante la justicia por los durísimos mensajes que ha escrito al que fue su gran amigo. «Me ha amenazado de muerte por WhatsApp, por teléfono, por redes sociales…Empezó en el mes de febrero porque le pedí que me devolviera dinero que le había prestado y cosas que tiene mía como una cámara o un trípode. Ya le he denunciado», apunta molesto.

«Juan Muñoz tiene muy mal carácter»

La audiencia será testigo de cómo el concurso pone contra las cuerdas a todos los famosos que han dicho «SÍ» a ‘Supervivientes’, aunque cada uno de ellos con sus cláusulas y condiciones. El círculo de Juan nos revela que él ha exigido tener allí «un médico español y una ambulancia cerca» en la isla, además de una lista negra que en la que aparecen nombres de personas que él no quiere que hablen de él en un plató. Pero, ¿cómo será el cómico como superviviente? Su círculo sostiene que, conociéndole como le conocen, hará complicada la convivencia al resto. «Tiene muy mal carácter. Él no escucha. Cuando lo conoces por primera vez es muy cariñoso, te hace sentir muy bien, pero pronto saca su verdadero temperamento. Es una persona muy hipócrita e intenta aprovecharse de todas las personas que tiene a su alrededor. Según él es una persona importante en España», cuenta a SEMANA.

¿Qué dijo Juan Muñoz de José Mota?

"No puedo aguantar más, he callado muchos años y ya es hora de decir la verdad sobre ese señor, que se llama José Mota, y que ha sido incapaz de darme el pésame, sabiendo que mi madre murió hace un mes. Es la gota que colma el vaso. Han sido muchos desprecios, muchas cosas que me hicieron daño y que he guardado en silencio muchos años", dijo en SEMANA.