Kate Middleton reprendió al príncipe Guillermo después de que en una conversación no hiciera mención a su hija Charlotte.


Kate Middleton llevaba tiempo desaparecida y desde hacía un mes no se contaba con su presencia en ningún acto oficial. Ha sido en su reaparición el instante en el que, sin querer, se ha convertido en una de las protagonistas más absolutas de la Casa Real de Inglaterra. La duquesa de Cambrigde y su marido, el príncipe Guillermo, visitaron un centro de empleo en Londres, llamando su atención especialmente una empresa en la que se hacían trabajos de demolición. Todo parecía ir sobre ruedas hasta que Kate le soltó una reprimenda a su esposo nada más y nada menos que públicamente, siendo inevitable que este instante copara titulares. Y es que justo en ese momento el hijo de Diana de Gales hizo alusión a su hijo, dejando de lado la existencia de su hija Charlotte, lo que provocó que Kate saltara sin dudarlo.

Kate Middleton

Los hijos de ambos son muy parecidos y comparten las mismas pasiones, las cuales, por cierto, son muy particulares. Aunque, por otro lado, hay otras anécdotas que también han dado que hablar. Ejemplo de ello, cuando charlaron con una empleada de una firma de decoración y bricolaje, una conversación en la que el príncipe Guillermo dio rienda suelta a su humor ante la atenta mirada de todos. «Los hombres piensan que pueden hacer todo cuando se trata de bricolaje. Creo que por eso todo se derrumba», respondió. Unas declaraciones que una vez más les acercan al público.

Han sido varias las veces en las que ambos han aprovechado para comentar secretos de sus hijos, demostrando que no quieren esconder nada a la sociedad y que, en ciertas cosas, son iguales que otros padres. Este mismo mes de julio Kate Middleton habló sobre cómo habían llevado ellos el confinamiento y sobre cómo estaban gestionando la educación de sus hijos en casa. “Mis hijos son un pozo sin fondo. Me siento como una máquina de vending”, afirmó Middleton. Ella misma dio un pequeño truco para intentar frenar a sus hijos el hecho de que comieran a deshoras, algo de lo que, sin duda, habrán aprendido muchas madres. Han enseñado a cocinar a sus hijos, una táctica que ha podido a servir a muchos durante la pandemia.  “Últimamente les ha dado por asaltar la cocina y la dejan llena de harina y chocolate por todas partes”, comentó.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Thanking communities, individuals and businesses who have gone above and beyond to help others: Today The Duke and Duchess of Cambridge visited London Bridge and Whitechapel to hear about some of the challenges faced over the past six months. Throughout the Covid-19 emergency, London Bridge Job Centre has continued to provide face to face support to vulnerable customers. There, The Duke and Duchess spoke to customers, staff and employers on the difficulties involved in helping people find work during a global pandemic. At the London Muslim Centre @eastlondonmosque, volunteers have supported members of the community by helping to cook and deliver warm meals and medication to the most vulnerable – and gone above and beyond by providing befriending calls to the isolated, vulnerable and elderly and critical counselling, including supporting women affected by domestic violence. During a visit to East London’s famous @beigel_bake Brick Lane Bakery, The Duke and Duchess heard how this affected employees, as well as the ways in which the shop have helped their community through food donation and delivery.

Una publicación compartida de Duke and Duchess of Cambridge (@kensingtonroyal) el

Aunque están acostumbrados a cumplir con la distancia social, debido al protocolo real, para sus hijos no ha sido fácil. «Louis no entiende qué es eso de la distancia social. Cada vez que salimos de paseo quiere abrazar a todo el mundo, especialmente a cualquier bebé que sea más pequeño que él”, dijo Kate Middleton. Divertidas confesiones que marcan la diferencia respecto a otras casas reales y es que es muy habitual que tanto Kate como el príncipe Guillermo se abran respecto a estos asuntos tan cotidianos. Actitud que agradecen mucho en Inglaterra y que en muchas ocasiones se convierte en noticia tanto allí como en el resto de países.

Los cuatro están muy unidos y así se ha hecho patente multitud de veces en ciertos momentos en los que se muestran muy cariñosos entre ellos. Imágenes que han visto la luz, por ejemplo, en cumpleaños de ellos y que la Casa Real aprovecha para difundir.