Ignacio de Marichalar se ha visto obligado a abandonar la lujosa residencia que tenía alquilada en Madrid. Allí, el hermano de Jaime de Marichalar, residía con su mujer, María Fernanda Fontcuberta, y sus hijos hasta este lunes 21 de noviembre, fecha en la que fue desahuciado tras ser denunciado por la propietaria del inmueble. Hasta allí se desplazó la policía y la comitiva judicial y, aunque todo fue pacífico, no ha podido evitar acaparar titulares tras lo sucedido. Ahora el protagonista ha roto su silencio en un comunicado que reproducimos a continuación:

Ignacio de Marichalar
Gtres

«Tras las últimas informaciones vertidas en cuanto a su persona, el Sr. Ignacio de Marichalar quiere aclarar que el traslado de la vivienda familiar, ya lo tenía planeado hace tiempo habiendo alcanzado un acuerdo con la propiedad. 

En este acuerdo el Sr. Marichalar comunicó su intención de dejar la vivienda con tres meses de antelación, acordando utilizar el aval depositado a la firma del contrato como pago anticipado del alquiler.

El Sr. Marichalar quiere resaltar que no ha dejado de cumplir su obligación contractual en ningún momento, razón por la cual se mostró asombrado al recibir la demanda por impago que interpuso la propiedad, incumpliendo de esta forma con el acuerdo mencionado.

Por último, el Sr. Marichalar quiere dejar claro que, pese a no deber ninguna renta mensual, el titular de la vivienda ha preferido rechazar cualquier tipo de solución amistosa, causando un perjuicio social a la imagen de Don Ignacio de Marichalar«. 

Ignacio de Marichalar
Gtres

Con este comunicado que ha visto la luz este miércoles, Ignacio de Marichalar da su versión sobre lo sucedido y explica, según su versión, que no tiene ninguna deuda pendiente con dueña de este piso situado en una de las mejores zonas de Madrid. No entiende la razón por la que la propietaria le interpuso una demanda por impago y considera que esto simplemente se debe a un malentendido. Él asegura que le comunicó hace ya algunos meses su intención de dejar el piso para mudarse y, aunque él mantiene que llegaron a un acuerdo con el aval, parece que no ha sido así.

Ignacio de Marichalar y su familia vivían en este piso desde hace un año, casa que han tenido que dejar rodeados de autoridades policiales. Él prefirió no estar presente y poco antes de ser desalojados, abandonó la urbanización en su vehículo, siendo su esposa la que se encargó de todo el papeleo. «El comportamiento de Ignacio de Marichalar no fue de lo más cordial porque según nos han contado amenazó a la propietaria por si contaba esta información», dijeron en ‘El programa de Ana Rosa’. La arrendadora y dueña de la casa agradece que todo haya salido bien, aunque reconoce que el proceso ha sido tedioso y complicado. «Es un asunto que ya termina, pero obviamente un desahucio es por el impago de la renta. Hemos tenido que llegar desgraciadamente hasta aquí», ha contado ella, una versión que nada tiene que ver con la ofrecida por Ignacio de Marichalar.

Quien ha preferido no entrar en polémicas y no detallar qué ha pasado en el desahucio de Ignacio de Marichalar y su familia es su hermano Jaime de Marichalar, quien huye de todo lo noticiable que involucra a su entorno.