Europa Press

Primeras palabras de Amador Mohedano tras recibir el alta hospitalaria: «Estoy bien»

Este lunes, el tío de Rocío Carrasco ha abandonado el hospital tras permanecer varios días ingresado, aquejado de una fuerte anemia.

Después de permanecer ingresado varios días en un hospital de Jerez de la Frontera, Amador Mohedano ha recibido el alta hospitalaria. Con buen aspecto, aunque con apenas un hilo de voz, el tío de Rocío Carrasco ha hablado con la prensa gráfica para hablar en primera persona sobre su estado de salud.

«Estoy un poco ronco, pero estoy bien», ha explicado. «Me han mandado un régimen y unos tratamientos. A Dios gracias ha tardado menos de lo que yo esperaba». El gaditano ha comentado que entró en el centro débil y nervioso, ya que días antes había pasado muchos nervios debido a sus diferencias con Rosa Benito en televisión. «A veces se alteran los nervios. Y yo tenía mal el estómago y te fastidia… Por lo de Rocío Carrasco no tengo yo ningún nervio. Sí tenía nervios por lo de Rosa». También Ana María Aldón, mujer de José Ortega Cano, lo ha llamado por teléfono para preocuparse por su estado. «Me llamó y me dijo: ‘Prepárate y anímate».

Amador habla de su «úlcera sangrante»

Asimismo, ha revelado qué le provocó la anemia tan grave que le ha hecho permanecer ingresado desde el pasado viernes: «Me tomaba medicamentos muy fuertes y eso me ha provocado una úlcera sangrante».

Amador Mohedano
Gtres

A partir de ahora, el que fuera mánager de Rocío Jurado empezará una nueva etapa. Cuidará más su forma física, así como su alimentación. «Comeré unas comiditas más de dieta y haré una vida lo más sana posible. Aunque viviendo en el campo lo único que hago es sacar a pasear a los perros», ha dicho.

Con «muchas ganas de salir» del hospital

Durante los días que ha estado en el hospital, Amador Mohedano ha recibido las llamadas y mensajes de numerosos seres queridos. La más importante para él: la de su ex mujer y madre de sus cuatro hijos. «Me dijo: ¿Qué te pasa? Estoy jodido, pero bueno», ha confesado. También ha adelantado que regresa a casa tranquilo, ya que los médicos que han supervisado su caso lo han examinado a fondo: «Me han hecho pruebas, me han hecho de todo, radiografías y de todo«. Ahora está centrado en sus «ganas de salir, pero bien».

Poco antes de que Amador fuese dado de alta, su hija Rosario Mohedano anunciaba en sus redes sociales la feliz noticia de su regreso a casa. «Venga, para casa papá. Qué alegría deciros que sí, que le dan el alta. Gracias a todo el equipo médico del Hospital General de Jerez. Gracias a todo el mundo por vuestro amor, eso le ha hecho también mucho bien. Gracias de corazón», escribía en su perfil de Instagram.