El colaborador ha respondido a las acusaciones de su ex, quien ha recordado públicamente que lo denunció por violencia de género en 1991 y que la justicia creyó en ella.


Solo han pasado 24 horas desde que Antonia Dell’Atte denunciara públicamente los supuestos malos tratos que recibió de Alessandro Lequio durante sus años de relación. La que fuera musa de Giorgio Armani contrajo matrimonio con el colaborador en 1987. Se separaron cuatro años después, en 1991. El 9 de marzo de año, la exmodelo interpuso una denuncia contra el padre de su hijo Clemente en la comisaría de Chamberí el 9 de marzo, acusándolo de abandono del hogar y de «malos tratos físicos y psíquicos«.

Aquello sucedió hace 30 años y para muchos era un asunto olvidado, pero la emisión de ‘Rocío, contar la verdad para seguir con vida’, ha reavivado el debate de los malos tratos en nuestro país. Y ha removido muchos de los recuerdos que Dell’Atte guarda de su expareja, al que acusa de haberla maltratado. A través de su cuenta de Instagram y ante las cámaras de televisión, la de Ostuni se ha posicionado a favor de Rocío Carrasco y ha lanzado numerosos alegatos a favor de las víctimas de la violencia de género.

Lequio hablaba de bofetones «light» a algunas mujeres en 1999

Las palabras de la exmaniquí han abierto la caja de Pandora. Y han hecho que, tirando de hemeroteca se hayan vuelto a emitir las imágenes de Alessandro Lequio en 1999 hablando de los «bofetones» que había dado a algunas mujeres. En una entrevista en ‘Tómbola‘, el ex de Ana Obregón reconocía haber agredido físicamente a personas del sexo opuesto, pero matizaba que se trataba de bofetones «light». «No encuentro que haya nada de malo. Puede haber pasado que haya recibido el bofetón y que he restituido el bofetón», añadía. Entonces, entre los periodistas presentes se encontraba Lydia Lozano, quien ha confesado sentirse «avergonzada» por no haber recriminado al italiano sus palabras.

Ante el aluvión de comentarios sobre su pasado, las cámaras se han acercado al domicilio de Alessandro Lequio, quien ha evitado hacer declaraciones. Con el semblante serio, no ha querido pronunciarse, tal y como se puede ver en el siguiente vídeo:

Vídeo: Europa Press

Sin embargo, cuando sus compañeros de cadena lo llamaron para preguntarle por esta cuestión, respondía brevemente: «Toda esta historia quedó más que explicada hace 20 años y no voy a volver a decir lo mismo. Ya he dicho todo lo que tenía que decir».

La italiana reclama que no se tape «la realidad de lo que está pasando a miles de mujeres»

Las palabras de Lequio se producen casi a la vez que el último post de Dell’Atte, quien ha agradecido a la redacción de ‘Sálvame’ haberse hecho eco de su testimonio. «Gracias @mediasetcom por admitir que tenéis en vuestra cadena un “señor que me ha maltratado “ y sobretodo a @salvameoficial por no haber escondido la verdad y daré un paso al frente contra el #machismo y la #violenciadegenero», ha escrito hace en su cuenta de Instagram. «A todos los cómplices y las cómplices que hay muchos, pido que no tapen la realidad de lo que está pasando a miles de mujeres #victimasdelmachismo».

Instagram

«Tenías que ponerte de rodillas y pedirme perdón a mí primero por haberme maltratado y a todas las mujeres que has engañado a la audiencia. ¡Eres indefendible! Te he perdonado mil veces. ¡Decir que a ti no te han condenado! ¡Tienes que darme las gracias! Mira un poco dentro de ti mismo. Cúrate tu agresividad, tu violencia. Estas cosas que él sabe muy bien que yo he sido artífice de unir a los hermanos y al padre», ha recriminado la exmodelo a Alessandro Lequio.

Antonia Dell’Atte: «Los jueces me han creído»

En las últimas 24 horas, la italiana se ha mostrado especialmente activa en las redes y ante los micrófonos de los medios de comunicación, donde no ha parado de lanzar mensajes reivindicativos. «Han muerto mujeres porque no han tenido testimonios. Es increíble esta lacra. ¡Tiene que cambiar esta ley! A la gente que va a televisión y aporta pruebas se la tiene que apoyar», añade. «Yo he tenido la gran suerte de que los jueces me han creído», ha señalado.

Antonia Dell’Atte interpuso una denuncia contra Alessandro Lequio en 1991. En ella lo  acusaba de abandono del hogar y de «malos tratos físicos y psíquicos«. Según Kiko Hernández, en esa denuncia “se aportan cartas manuscritas por Lequio dirigidas a ella donde él mismo reconoce haberla maltratado y pidiéndole perdón». Poco después de poner la denuncia la retiró. Dell’Atte ha explicado que fue “la primera en España en denunciar los malos tratos”, pero que decidió echarse atrás por el bien de su hijo: «Te puse una denuncia y te la quité para proteger a nuestro hijo».

Vídeo: Europa Press