Jesulín de Ubrique ha sido visto llegando a su casa días después de que estalle el conflicto entre Belén Esteban y su mujer, María José Campanario


Después del enfrentamiento entre María José Campanario y Belén Esteban y el tsunami que esto ha desatado, las reacciones de su entorno no se han hecho esperar. La primera de ellas por parte de Jesulín de Ubrique, quien muy enfadado por el cariz que ha tomado esta guerra pública, ha discutido con su mujer. Según ha podido saber SEMANA, no entiende el motivo por el que ha encendido la mecha y, de hecho, está molesto con su mujer por haber puesto a ambos en el punto de mira. Horas después de que esta revista revelara en exclusiva la indignación del torero, ya hay imágenes de Jesulín. En su vehículo, el diestro ha sido visto entrando a su casa, pero ¿cuál habrá sido su actitud al ver a los periodistas?

Vídeo: Europa Press

Visiblemente incómodo con la situación, el torero no parece querer entrar en detalles de cómo se encuentra. Él prefiere vivir ajeno a esta polémica y que le salpique lo menos posible. Aunque en los muros de su casa sí ha pedido explicaciones a Campanario, fuera de ella prefiere mantenerse en un segundo plano y que nada de lo que pueda decir le termine perjudicando a él o a su familia. La última en poner tierra de por medio ha sido Carmen Bazán, que se ha mudado al chalé marbellí de su hija, quién sabe si huyendo del ruido mediático.

Lejos de llegar la calma a esta guerra entre Campanario y Belén, la de San Blas ha anunciado que va a tomar medidas legales contra ella. Hastiada del boom mediático que ha generado, la colaboradora ha anunciado que ha puesto este asunto en manos de sus abogados. «Me lo llevo todo por delante. Mis abogados ya me han llamado. ¡Y tiro! ¡Vamos que si tiro! Si ella tiene armas yo tengo un arsenal… Yo quiero tranquilidad, pero no voy a consentir que se falte a mi dignidad. José, eres libre para escribir cartas, para todo. Pero luego José… yo no me voy a callar. Cuando ella ha estado malita siempre he dicho que ojalá se recuperara», dijo en ‘Sálvame’.

Montaje SEMANA

Sus declaraciones denotan enfado y es que María José Campanario en su carta de redes sociales la definió como «lerda» o «princesita barata«, lo que, sin duda, reabrió viejas heridas hasta tal punto que se desconoce si esto tendrá freno. Quizás Jesulín esté esperando a que se templen las aguas y a que la tranquilidad vuelva de nuevo a su vida, pues desde que su esposa se pronunciara en su perfil no ha dejado de estar en el centro del huracán.

Fue este martes cuando se siguieron desvelando vídeos de Campanario en los que mostraba una nueva faceta de ella. Aparecía entonando grandes éxitos a altas horas de la madrugada, lo que revolucionó las redes sociales acerca de este rol tan inesperado para la audiencia.