Jessica Bueno ha posado ante sus seguidores embarazadísima. Queda muy poco para que dé a luz a su tercer hijo y ha compartido fotografías muy orgullosa.


Jessica Bueno está embarazada de 38 semanas. Queda muy poco para que la modelo sevillana vea por fin a su pequeño y tenga al equipo completo, una dulce espera que ella está compartiendo en sus redes sociales. La joven presume de barriguita cada vez que puede, no obstante, sus últimas imágenes han resultado muy sorprendentes para sus seguidores, pues le queda muy poco para dar a luz. Son muchos los mensajes que ha recibido en su último post y es que hay quien cree que su tercer alumbramiento está a punto de llegar. «Estás que explotas ya», «el ombligo ya no da para más» o «¿seguro que viene solo uno?», dicen algunos comentarios de esta publicación de Instagram. Tres imágenes en las que Jessica posa orgullosa de su curva y en las que ha querido confesar cómo se encuentra ante esta etapa vital.

Redes sociales

«Todo lo bueno, todo lo mágico, sucede entre los meses de Junio y Agosto. Este verano con un motivo especial, mi embarazo está llegando a su fin. El segundo corazón ( uno el mío y otro de Alejandro) que está latiendo en mi vientre dejará un vacío dentro de mí para llenar mi vida por completo desde fuera. Estoy preparada para convertirme en mama de tres muñecos», dice Jessica Bueno en sus redes sociales. Estas palabras llegan semanas después de graduarse de la carrera, Protocolo y Organización de Eventos, que ha estado cuatro años estudiando, un largo camino en el que ha estado acompañada por su pareja y sus pequeños. Todos han entendido que terminar sus estudios era uno de sus sueños y había que acompañarla en ello, por lo que se mostró muy agradecida en una carta que hizo pública en su perfil de Instagram. A pesar de que no pudo asistir a su graduación por su estado, la joven dejó claro que se sentía muy orgullosa de sí misma por todo lo logrado hasta ahora.

Redes sociales

Ella y Jota Peleitero tienen muchísimas ganas de que llegue el momento del nacimiento de su hijo. En muy pocos días podrán abrazar a su pequeño Alejandro y darle la bienvenida como él se merece, de hecho, siempre que puede lo grita a los cuatro vientos en el universo 2.0. «Verano del 21. En el pueblo a las nueve de la noche (pero aún sigue siendo de día ) y con 31 grados. Aquí está mamá, acalorada, hinchada, a punto de salir a pasear y con unas ganas locas por conocerte», escribió hace solo unos días en su perfil. Aunque los últimos tiempos no han sido fáciles para ella debido a la polémica Primera Comunión de su hijo mayor, la sevillana prefiere no centrarse en esa guerra y mirar hacia el futuro con optimismo.