Pepi Benítez, la madre de Malú, ha acudido a un centro comercial para sorprender a su hija con un regalito para su nieta Lucía, recién nacida.


Malú y Albert Rivera están pasando uno de los momentos más bonitos de su vida después de dar la bienvenida a su primera hija en común, Lucía. La pareja salió del hospital de lo más felices y se desplazaron a casa, donde han empezado a vivir los primeros días de vida de la pequeña.

En casa descansando han recibido numerosas visitas de familiares y amigos, ya que el hospital no es mejor lugar para estar en la complicada situación complicada por la que pasa el país por culpa de la crisis del coronavirus. De hecho, la pareja ha permanecido muy pocos días en el hospital y cuando tanto la madre como la hija se han encontrado bien, han recibido el alta para volver a casa.

Pues bien, una de las que está viviendo la llegada de la pequeña Lucía con felicidad es la madre de la cantante, Pepi Benítez. Y es que no ha dudado en irse de compras este mismo martes para hacer unas compras. Entre las cosas con las que se ha hecho durante su visita a un centro comercial ha sido ropita para su nieta.

Y es que lleva una bolsa de ‘Dulces’, una de las firmas de bebés más conocidas. La llegada de su nieta le ha llenado de felicidad y cualquier ropita que ve y le gusta, hace que se la lleve para que sus padres se la pongan. Pepi Benítez siempre se ha decantado por mantenerse en un discreto segundo plano, algo que sigue cumpliendo a pesar de la gran noticia que ha recibido.

De hecho, este martes se ha encontrado en el centro comercial a la prensa, que se ha interesado por cómo se encuentra tras la llegada de su nieta. La madre de Malú ha preferido no decir nada y se ha limitado a hacer gestos a las cámaras y periodistas, demostrando con el dedo pulgar que está todo bien. Tras meterse en el coche, hemos escuhado a Pepi decir simplemente «gracias».

Así reacciona la madre de Malú al ser preguntada por su nieta

El pasado sábado, Malú dio a luz a la pequeña Lucía, fruto de su relación con Albert Rivera. Tras pasar el domingo en el hospital Universitario HM Puerta del Sur de Móstoles donde se recuperó tras dar a luz el día anterior a Lucía, este mismo lunes la pareja abandonaba las instalaciones del hospital visiblemente emocionados y felices y con la pequeña en brazos. A pesar de ser muy discretos con su relación, la pareja no se ha escondido y ha aparecido junta con la pequeña Lucía en brazos.

Ambos han llevado las mascarillas obligatorias para proteger y evitar así la propagación del coronavirus, la pandemia que ha paralizado a toda España y al mundo entero. A la llegada del coche, Albert Rivera se quitó para montarse en el vehículo, pero después han querido posar ante los fotógrafos que se encontraban allí esperando la salida  de la feliz pareja con la pequeña Lucía en brazos.