La presentadora valora positivamente su entrevista en ‘Sábado Deluxe’: «Fue muy emocionante». Ahora, su motor para continuar es «sentir vivo dentro de mí» a su marido.


La semana se presenta especialmente intensa para Paz Padilla. El pasado sábado se sentaba en ‘Sábado Deluxe’ para hablar a corazón abierto de la muerte de su marido, Antonio Juan Vidal, fallecido el pasado 18 de julio tras un año de lucha contra el cáncer. Dos días después se prepara para su regreso a televisión. Aún no han pasado ni dos meses desde que perdió al amor de su vida, pero la andaluza está lista para volver. Será el próximo miércoles 9 de septiembre cuando retorne a la que es casa: Telecinco.

«Han pasado 48 horas de dar una entrevista de la que habla todo el mundo y que ha sido impactante para todo el mundo», recordaba Jorge Javier Vázquez este lunes antes de hablar, una vez más, con su compañera. En efecto, la entrevista será recordada porque es una de las pocas veces en las que un personaje conocido ha hablado de una manera tan serena sobre su experiencia personal con la enfermedad y la muerte.

La andaluza valora su entrevista en ‘Sábado Deluxe’: «Fue emocionante»

«Ayer fue emocionante», ha reconocido Paz esta tarde durante su intervención con los compañeros de ‘Sálvame’. «Hubo un momento que recordaré toda la vid. Fui al teatro a ver a El Brujo. Era la primera vez que iba al teatro después de muchísimo tiempo. Y sale el actor al final de la función, se pone al mano en el pecho y dice: ‘Hoy está una compañera que anoche dio una entrevista que conmocionó a España’. Todo el publico aplaudiendo. Es lo que pretendía. No quería que nadie quedara indiferente. Quería que la gente viera lo que a mí me había ayudado, que la gente viera mis herramientas. Y si alguien está en la misma situación que yo poder decirle: ‘Tómalas, pero no le tengas miedo a la muerte».

«En este país se le da la espalda a la muerte», se lamentaba Paz. «Dejad a los niños que vengan al tanatorio. Los niños tienen que vivirlo. Luego hacemos hijos de mantequilla, frágiles, con miedo y tenemos que hacerles entender que la muerte forma parte de la vida», añadía. «Cuando muere un perro o el abuelo se les dice que está en el cielo. ¡No!». La gaditana recordaba que en su familia este tema siempre se ha abordado con naturalidad. «Se veló en mi casa a mis abuelos, a mis tíos. Yo con 20 años amortajé a mi abuela. Llevé el ataúd de mi padre. No le doy la espalda a la muerte porque es lo que me hace crecer. Se puede vivir una cosa tan triste, pero serena, sin angustia. En este país solemos vivir la el sufrimiento es algo que tú eliges. Puedes elegir tener mucho sufrimiento o poco. Cada uno elige la dosis», subrayaba.

«Sálvame’ es una plataforma maravillosa para ayudar a mucha gente»

La actriz y presentadora ha recordado que el motivo por el que ha contado sus vivencias ha sido para poder ayudar a los demás. «Si he conseguido que una sola persona vea la muerte de un familiar cercano de una forma más serena yo he conseguido el objetivo que tenía esa noche. Me ha llegado mucha gente, amigos famosos, gente de la profesión que yo no sabía que estaban enfermos, o cerca de un enfermo o que se les acaba de fallecer alguien. La gente que me mira por la calle me tiran un beso y me dicen ‘te quiero’. En cada mensaje noto que hay amor».

«Si me ayudáis…», insistía al hablar de su vuelta al trabajo. «Anoche entendí por qué estoy en ‘Sálvame’. En cierta manera, con el humor y con la entrevista que di, estoy ayudando. A veces dices: ‘¿Por qué estoy en el ‘Sálvame’? Hay muchas cosas de ‘Sálvame’ que yo personalmente sufro. Sabéis que empatizo con el dolor, que sufro… Por mi manera de ser, mi manera de enfrentar la vida con humor. Y ‘Sálvame’ es una plataforma maravillosa para ayudar a mucha gente».

Su marido «vive dentro de mí»

Paz está convencida de que a Antonio Juan le había gustado escuchar sus declaraciones en ‘Sábado Deluxe’. «Habrá dicho: ‘Ole mi chochete’. Antonio me amaba con mi forma de ser, Él me conoce con 14 años. Si ahora estoy loca… ¡imagínate con 14!». Asimismo, ha recalcado que no llevaba un discurso preparado desde casa. Lo que dijo le salió del corazón: «No era nada que yo me había preparado,.Cuando hablas con el corazón y dejas abrir tu alma, da igual quien te escuche. Mi familia me decía: ‘Tienes que contarlo. Han sido ellos quienes me han ayudado a hacerlo».

Para Paz Padilla es importante que sepamos cuál es «la razón de nuestro existir. Saber a qué hemos venido y para qué o a quién dejamos una marca. Nada se desperdicia en la naturaleza. Una hoja se reutiliza. Una gota de agua que cae se evapora». Ahora que ha perdido al amor de su vida, la anima «sentirlo vivo dentro de mí. Vive dentro de mí con el amor. Sabemos gestionar ciertas emociones. Pero qué mal entendemos la tristeza y el amor. Y el amor es lo que mueve el mundo».

Por eso, en este tiempo de duelo, lo único que puede «tapar la ausencia de Antonio es el amor». Para la presentadora de ‘Sálvame’ es su mejor bálsamo. «La gente es muy generosa si tú le das amor. El amor es lo que mueve el mundo y lo que te hace mejor persona».

«Yo no podía soltar» a Antonio Juan

En su intervención telefónica con el programa, Paz ha revelado un dato que no había contado a su paso por el ‘Deluxe’. Y ha explicado «cómo lo dejé marchar yo». Porque, según ha explicado, a la hora de afrontar la muerte de un ser querido, quien se marcha debe decidir irse. Pero quien se queda también debe «dejarlo ir». En el caso de su marido, eso sucede «cuando decido yo. Hay que decidirlo ambas partes. Ten en cuenta que tú te aferras al amor de tu vida, no quieres que desaparezca. Yo no podía soltarlo y tenía que soltarlo. Porque no se van hasta que tú no los sueltas. Mi madre esperó a que sus hijos estuvieran juntos».

«Te aferras a la vida y a tus seres más queridos. Yo no lo podía soltar. Mi hermana es un alma vieja, que son personas que han abierto su conciencia. Me dijo: ‘Si no dejas que la vida pase no avanzas’. Yo le decía: ‘Me duele soltarlo’. Y ella me decía: ‘Habla con los seres de luz. ‘No sé quién hay ahí, pero si me podéis ayudar, ayudadme’, les pedía. Y lloré desconsoladamente. Cuando alguien está perdido que pida ayuda a los seres de luz. No sé quiénes son, pero ayudan», ha añadido Paz en sus trascendental testimonio. Incluso ha recomendado la lectura del libro ‘El libro tibetano de la vida y la muerte’, porque «no nos enseñan a morir, no nos enseñan qué es la muerte. Y todo confluye en energía».

Por último, Paz concluía recordando a sus compañeros y a la audiencia: «He aprendido en la vida que se puede estar acompañado, pero no tengo miedo a caminar yo sola. Tengo muy tranquila mi conciencia. Me gusta como soy, soy feliz. No tengo ningún exmuerto en el sótano. No le hago daño a nadie«.