Paz Padilla ha vivido uno de los momentos más complicados de su vida tras el fallecimiento de su madre hace unas semanas. Su hija, Anna Ferrer, ha sido su gran apoyo


Las últimas semanas han sido muy complicadas para Paz Padilla, que perdió a su madre, Dolores Díaz, a causa de una operación que tuvieron que realizarle por una rotura de cadera, que finalmente no pudo superar. La presentadora ha vivido sus momentos más bajos pero gracias al cariño de sus seguidores, sus compañeros de profesión y de su familia está logrando conseguir salir del dolor por el que está pasando. En concreto hay una persona que se ha convertido en su mejor apoyo: su hija, Anna Ferrer. 

Y casualmente este lunes la joven cumplía 23 años y lo celebraba este fin de semana con una fiesta por todo lo alto. Aprovechando que eran los Carnavales la temática de la fiesta no era otro que el disfrazarse y disfrutar así de la celebración. A pesar de que no están por el mejor momento familiar, han querido que Anna Ferrer tenga la fiesta que se merece y puedan disfrutar de su cumpleaños. Paz Padilla ha querido felicitarla y lo ha hecho con un emotivo mensaje en el que además le da las gracias por ayudarle a salir de este pozo.