Paloma Cuevas ha compartido una imagen en la que aparece vestida de novia justo cuando Ana Soria volvía a declarar su amor por Enrique Ponce.


El trío de personajes formado por Paloma Cuevas, Ana Soria y Enrique Ponce sigue protagonizando a día de hoy numerosos titulares. Aunque las aguas se han calmado, meses después de que SEMANA publicara en EXCLUSIVA la noticia de la separación del torero con Paloma sigue generando interés. Esta última decidió desde el primer momento quedarse callada y no aparecer públicamente, lo contrario que hicieron su expareja y Ana, que pasearon su amor por varios puntos de España durante el verano.

Por donde sí ha aparecido Paloma Cuevas ha sido en sus redes sociales. Esta cuenta ya con más de 143.000 seguidores en Instagram, donde comparte lo que le apetece y cuando le apetece. En las últimas horas nos ha regalado unas instantáneas en las que aparece vestida de novia cuando hizo una colaboración con una conocida firma de vestidos de novia.

Parece que Paloma tiene entre manos algunos proyectos que le hace mucha ilusión llevar a cabo. Este le lleva a vestirse de nuevo de novia, algo que ya hizo con Enrique Ponce en 1996 en la catedral de Valencia. Ahora que su divorcio del torero sigue en curso, sin solucionarse por el momento, Paloma ¿ha recordado con emoción y nostalgia los momentos vividos durante el día de su boda?

Se ha vuelto a vestir de novia cuando el proceso de divorcio de Enrique Ponce sigue su curso

© Redes sociales.

Hace apenas unas horas, Paloma dedicaba unas bonitas palabras a sus hijas, que se han convertido en el mejor apoyo en el peor momento. Con una foto de ella, en la que aparece abrazando a su hijas: «Dicen que escribir un poema es fácil si existe un motivo, yo tengo dos. Hasta se pueden crear mundos nuevos llenos de fantasía… Y me quedo mirándolas sabiendo que ellas son mis mejores motivos #motivos #lavidaesbella #ysiemprehaymotivos #amorverdadero #amorinfinito #🕊#palomacuevas«.

Define el amor de sus hijas como el «amor verdadero» y «amor infinito». Eso sí, siempre las ha querido mantener al margen de toda la polémica que giró en torno a su separación de Enrique Ponce. De hecho, ellos mismos aseguraron a través de un comunicado que daban el paso de hacerlo público por sus pequeñas: «Ha sido una decisión muy meditada, tomada de mutuo acuerdo, y desde el profundo cariño y respeto mutuo que nos tenemos, y que hemos demostrado durante todo nuestro matrimonio. El único fin de hacerlo público es para proteger a nuestro entorno familiar, y en especial a nuestras dos hijas menores de edad».

Una dedicatoria a sus hijas, su apoyo más incondicional

© Redes sociales.

Por su parte, casi a la misma vez que Paloma Cuevas compartía la publicación en la que aparecía vestida de novia, Ana Soria gritaba su amor a los cuatro vientos por Enrique Ponce. Lo hacía con una instantánea del torero en la playa. La joven, que atraviesa una de las etapas más increíbles de su vida, se pregunta: «¿De qué planeta aterrizaste», escribe junto a un emoticono de un corazón.

Una declaración de amor que ha querido hacer pública ahora, después de tomar la decisión de no mostrar públicamente ciertos aspectos de su vida privada. Hace unos días se atrevía incluso a compartir el regalo que le había hecho el torero: un ramo de flores muy especial. Ella era la encargada de mostrar cómo la ha sorprendido su pareja y esta ha sido su reacción pública: «Gracias mi vida», escribía emocionada y agradecida.