«Intentaré que volvamos a sonreír, y sobre todo a decirte muchas veces que te quiero para que nunca se te olvide», ha señalado la actriz.


El padre de Ana Obregón ha abandonado la clínica Ruber de Madrid tras permanecer unos días ingresado. Ha sido la actriz y presentadora quien ha querido compartir la buena noticia con sus seguidores. «Después de muchos días luchando en el hospital como un campeón ya estás en casita. Gracias Papá por regalarnos más tiempo», le decía.

© Redes sociales.

El alta hospitalaria se produjo este mismo viernes, tal y como confirma Hola. Además de estar unos días en observación debido a una infección también ha precisado de un marcapasos. Ana Obregón se mostraba feliz por tener a su lado de nuevo a su progenitor. «Intentaré que volvamos a sonreír, y sobre todo a decirte muchas veces que te quiero para que nunca se te olvide».

Añadía una nota de agradecimiento dirigida a sus seguidores: «Gracias inmensas de todo corazón por vuestros miles de mensajes de cariño y apoyo. No creáis que no los leo, los leo TODOS, y cada uno es como una caricia que necesita mi alma». Muchos han sido los que se han pronunciado como Lidia San José. «Qué felicidad!!! Me alegro muchísimo», le decía la actriz. «Me alegro mucho! Disfrutalo todo!!», indicaba Rosa Tous.

Ana Obregón
© Redes sociales.

Nuevamente, la familia ha hecho un acto de unión y se ha dejado ver como una auténtica piña en torno a su padre. Tanto ella como sus hermanos han estado muy pendientes de cómo ha ido evolucionando su progenitor acudiendo regularmente al hospital. Finalmente, parece que todo ha ido de forma favorable ya que Antonio García abandonaba este viernes el hospital para descansar y coger fuerzas en su hogar.

Los golpes de la vida

Está siendo un tiempo especialmente complicado para Ana Obregón. El pasado mes de mayo, la presentadora vivió un importante varapalo con la pérdida de uno de sus grandes pilares, su madre, doña Ana María Obregón. «Ahora los dos amores de mi vida están juntos para siempre. Mamá cuida mucho de mi niño hasta que yo llegue que espero sea pronto, y dile que le quiero más que a mi vida. Os amo desde siempre y para siempre», era el sentido mensaje que le dedicaba en sus redes sociales.

© Redes sociales.

Esta pérdida se producía poco después del primer aniversario del fallecimiento de su único hijo, Álex Lequio. El joven nos dejó el 13 de mayo de 2020 tras dos años de infatigable lucha contra el cáncer. Una noticia que conmocionó a todo el país y sumió en la tristeza a su madre. Desde entonces se ha refugiado en la lectura y en la meditación, y acostumbra a rendirle tributo a través de sus redes sociales rescatando bonitas imágenes de su álbum más personal. Hace tan solo unos días cuando se cumplían dieciséis meses sin el joven, su progenitora publicaba la definición de ‘hijo’ que realizó en su día José Saramago, Premio Nobel de Literatura. Añadía el siguiente comentario: «Si pierdes un hijo mueres con él, y solamente te queda un inmenso dolor y la obligación de seguir viviendo».