Olga Moreno ha accedido a cortarse el pelo por un suculento menú en ‘Supervivientes’. Aunque en un principio no quería, finalmente ha caído en la tentación.


La carta de Antonio David Flores puso los pelos a su esposa, Olga Moreno. La malagueña, por fin, pudo saber de su familia a través de una carta bomba que copó titulares. En la misiva, además de decirle lo orgullosa que estaba de ella, le mandó un mensaje que muchos relacionaron con Rocío Carrasco. «Eres la reina de la noria. Gracias por todos los momentos y no olvides una cosa: A ti te sobra lo que otras no han tenido nunca«, dijo el tertuliano. Ella entendió, según dijo, perfectamente lo que él quería decirle, un texto que multiplicó su fuerza en la aventura selvática de ‘Supervivientes’. Tanto que incluso accedió a cortarse el pelo por un suculento menú: gazpacho, tostas con tomate o bienmesabe, entre otros platos. A pesar de que Olga Moreno dijo tener obsesión por su melena, finalmente dejó que se lo cortaran en ‘la mesa de las tentaciones’ y el resultado fue, para sorpresa de muchos, muy acertado.

Olga Moreno
Telecinco

La condición era clara: debía al menos cortarse 20 centímetros si quería probar bocado. Todo apuntaba a que la malagueña iba a resistir la tentación, pero el hambre le está pasando factura. Tras muchas semanas en las que apenas han podido comer y en la que no ha dejado de perder peso, Olga aceptó la propuesta después de unos minutos reflexionando. «Llevo 45 años para tenerlo así de largo porque a mi no me crece nada», dijo mientras sollozaba sobre el largo de su melena. Al final, se atrevió y se decantó por pan y un bote de nocilla, comida suficiente como para darle un tijeretazo a su cabello. El cambio de look fue aplaudido desde plató, entre otros, por el propio Jorge Javier Vázquez, quien opinó y dijo que Olga estaba mucho más favorecida con el pelo más corto. «Te acabas de quitar veinte años de encima», espetó el presentador. 

‘Mi Lola me va a matar porque voy a estar feísima, sé que me voy a arrepentir, pero tengo mucha hambre», dijo en referencia a su hija. No obstante, la situación está siendo muy difícil y tras pensarlo accedió a que su amiga Melyssa le cortara el pelo. Demostró ser valiente y recordó una vez más a María José Ruiz que durante su edición se llegó a rapar la cabeza por tres pollos y una tarta de chocolate. Tres años después, hay quien ha seguido su estela, aunque el corte haya sido mucho menos radical que el de la modelo. Más superviviente que nunca, Olga Moreno vuelve a dejar claro que quiere continuar en la isla hasta que termine el concurso y que tiene fuerzas suficiente para ello.