El 2022 ha sido el año de Violeta Mangriñán. La influencer está cumpliendo muchísimos sueños y es que este año se ha convertido en madre por primera vez de la preciosa Gala y, además, estrenará la casa que se está construyendo desde cero en Valencia. Si bien imaginaba que se mudaría en el mes de diciembre, fecha que le habían dado desde la constructora de su residencia, todo apunta a que antes podría abandonar Madrid para volver a su tierra junto a Fabio Colloricchio y su pequeña. Ilusionada por los avances de la vivienda, Violeta ha compartido algunas fotografías para que sus followers sean testigo de cómo las estancias ya están divididas y de la luz que tiene la que es, sin ninguna duda, la casa de sus sueños.

Construida sobre un terreno de 570 m2 que Violeta Mangriñán compró el pasado año, la joven ha desvelado que el chalet tiene dos plantas, un enorme vestidor y un gimnasio, por lo que no le faltará detalle. Ella confía plenamente en los encargados de la obra y pronto comenzará con la decoración, la cual también ha encomendado a expertos en la materia, aunque Violeta ya va cogiendo algunas ideas inspiradoras que, de vez en cuando, muestra en el universo 2.0. Si todo va bien podría ser en octubre cuando ella y su pareja hagan las maletas y comiencen una nueva vida en el lugar donde nació Violeta Mangriñán. Aunque ella sabe perfectamente que deberá viajar con asiduidad a Madrid debido a sus compromisos profesionales, lo cierto es que Violeta no puede estar más pletórica con las sorpresas que le va dando la vida.