Se trata de una envolvente media luna rodeada de rosas que se la tatuó en el verano de 2019. Es en homenaje a un miembro de su familia.


Emma García ha estrenado septiembre con un cambio de imagen. La guipuzcoana luce ahora su melena más corta con el cabello a la altura de los hombros. Un favorecedor y rejuvenecedor corte ‘midi’ que le sienta fenomenal y deja al descubierto el tatuaje que tiene en la zona cervical. Ella misma ha querido pronunciarse al respecto revelando que se lo hizo en homenaje a un pilar fundamental de su vida. 

Telecinco

«Me lo hice hace dos años», ha explicado a la audiencia de ‘Viva la vida’. Añadía que tiene que ver con un importante miembro de su familia, su abuela Ángela. «Se fue allá a la luna y como era algo que nos unía mucho, entre otras cosas, pues aquí la llevo», ha contado. Se trata de una envolvente media luna rodeada de rosas y se lo tatuó en el verano de 2019. Fue entonces cuando hizo partícipes a sus seguidores en redes de la imagen donde mostraba orgullosa el resultado: «Mientras espero al eclipse lunar, a ver si lo veo😜… aprovecho para dar las gracias a @teresa_cuttoo por plasmar, hace hoy una semana, esta preciosa luna que tiene un significado especial para mí. ¡¡¡Gracias por tu sensibilidad!!!».

Instagram

La guipuzcoana, que siempre intenta mantenerse en un discreto segundo plano, ha sorprendido acercando a su público esta anécdota personal. Hace tan solo una semana, durante su regreso al trabajo tras disfrutar de las vacaciones estivales, se rompía en plena directo al recordar un tema que estaba viviendo de cerca. No pudo más que deshacerse en lágrimas cuando en la mesa de debate trataron los ‘Trastornos Obsesivos Compulsivos’.

«Tengo una niña cercana que ha empezado a sufrir este tipo de trastornos», afirmó. Añadía que no solo lo estaba pasando mal la afectada, también sus padres que estaban buscando la mejor forma para ayudar a la pequeña. Tras reponerse pidió disculpas a la audiencia: “Perdonadme porque no suelo llorar, pero me he emocionado. Qué complicado es vivir esto, no saber explicarlo y no saber por dónde llevarlo”.

Sus vacaciones estivales

Emma García regresaba a la televisión tras desconectar durante el mes de agosto. Tiempo en el que Toñi Moreno la sustituyó al frente de ‘Viva la vida’. La vasca eligió un destino internacional para disfrutar del sol y la playa, concretamente puso rumbo a Córcega y Cerdeña junto a su marido, Aitor Senar, y su única hija, Uxue. Después recalaron en su tierra, Guipúzcoa, donde se reencontraba con su familia. Allí recibía una visita muy especial, nada menos que el director de su programa, Raúl Prieto. «Solo faltabais vosotros en Donosti!!!¡¡¡Qué maravillosa visita @acerojoaquintorres y @raulprietogi!!! ¡¡¡Eskerrik asko pareja!!!».