180 grados. Esto es lo que le ha cambiado la vida a Paola, la esposa de José María Almoguera, el hijo de Carmen Borrego. La pareja contrajo matrimonio el pasado 14 de mayo, día desde el que su rostro comenzó a copar portadas. Quizás por ello se haya convertido en alguien más presumido y que cuida todavía más la estética, siguiendo así los pasos de su suegra. Carmen Borrego suele hacerse los retoques en una misma clínica, donde se realiza tratamientos y cambios en su rostro, al igual que Paola, quien este mes ha recurrido a expertos para que le pinchen ácido hialurónico y botox. Así luce ahora una piel impecable, hidratada y sin arrugas, tal y como se ha apreciado en diferentes imágenes.

Vídeo: Redes sociales

Paola Olmedo es ahora una clienta más de una clínica a la que acuden tantos famosos de nuestro país. Con el fin de verse perfecta, la mujer del hijo de Carmen Borrego ha hecho caso a su suegra y ha recurrido a su clínica de confianza para estar perfecta tanto en su gran día como después y es que estos retoques tienen una duración de varios meses, por lo que hasta dentro de un tiempo no tendrá que recurrir de nuevo a ellos. Una metamorfosis con la que ella está satisfecha, eso sí, no ha sido la única que se ha puesto en manos de médicos estéticos para lucir una piel más rejuvenecida.

Por su parte, la hija menor de María Teresa Campos ha eliminado «las impurezas, imperfecciones y suciedad que se queda acumulada en las capas más superficiales de la piel. Desde granitos a marcas, manchas y el exceso de sebo. La piel se regenera por completo, dando lugar a una renovación de la piel con un aspecto más liso, sedoso, suave y sin rastro de las temidas imperfecciones».

Carmen Borrego retoques estéticos
Redes sociales

Carmen sabe que todas las miradas están puestas sobre la familia, en especial desde que ella y el resto de miembros posaran para mostrar todos los detalles de la boda de su hijo. Eran las primeras nupcias de un nieto de María Teresa Campos y querían que todo saliera perfecto, así como lucir más guapos que nunca, pues estas fotos quedarían para la posteridad. La tensión reinó en los días previos e incluso varios de ellos llegaron a discutir, pero todos tuvieron la misma sensación tras la boda. Fue un día inolvidable y no pudieron estar más felices, a pesar de las críticas que poco después recibieron ya sea por sus looks o por los detalles de este enlace tan polémico. SEMANA fue el primer medio que habló de la boda en exclusiva, un gran día del que todavía se sigue hablando semanas después de producirse.