Nacho Palau se ha confesado sobre el cara a cara que ha tenido este lunes 19 de octubre con su expareja, Miguel Bosé, tras dos años separados.


Tras muchos meses de incertidumbre Nacho Palau y Miguel Bosé por fin se han visto las caras. El lugar en el que han vivido este tenso reencuentro ha sido en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Pozuelo de Alarcón, espacio en el que se ha celebrado el juicio por la custodia de sus cuatro hijos así como su filiación. A pesar de que el valenciano a su llegada había preferido no hacer declaraciones, a su salida el escultor se ha confesado con los micrófonos de Europa Press acerca de qué ha sucedido cuando las cámaras no grababan.

Tras explicar que su intención es que «los hermanos estén juntos y si es más cerquita, mejor» y dejar claro que los dos pares de mellizos son hermanos, a pesar de no tener el mismo apellido, Nacho ha incidido en que él no busca ninguna pensión compensatoria. «Yo no quiero nada. Si yo tengo una ayuda para los enanos… yo puedo trabajar, no soy manco y de hecho estoy trabajando de cocinero en una fábrica de embutidos». No obstante, la gran pregunta era cómo había sido ver al que había sido su pareja desde hace más de 26 años dos años después de romper.

«El juicio ha sido complicado. Ha sido complicado, cada uno ha dicho su versión y es que no os puedo contar nada más (…) Yo lo que espero es que vaya todo bien. Que los hermanos se reconozcan como hermanos y ya está», ha comenzado diciendo. Justo después desvelaba que su encuentro con su ex no había sido agradable, declaraciones que en su totalidad puedes ver en el vídeo de este artículo.

Nacho Palau
GTRES

El punto y final de su historia de amor destapó que dos hijos llevaban el apellido de Palau y los otros dos los de Bosé y fue después de separarse cuando Palau reclamó tener los mismos derechos y obligaciones con los cuatro. Llevaban toda una vida criándose juntos, cuando Palau y Bosé finalizaron su relación y cuando los primogénitos de ambos también dejaron de estar juntos. Ahora Palau busca que vuelvan a tener una relación similar a la que tenían en el pasado, a pesar de que en la actualidad viven en países diferentes. Dos en México y dos en España.

Quien también ha sido visto, a pesar de que ha tratado de pasar desapercibido en todo momento, es Miguel Bosé, quien, por cierto, ha lucido mascarilla. El artista ha dejado de lado su discurso negacionista y ha portado la mascarilla que hay que llevar en lugares públicos. El intérprete ha abandonado el juzgado en una furgoneta, dejando apenas que los reporteros pudieran captar imágenes de su presencia.