Arantxa Palomino y Luis Lorenzo se han personado este lunes en los juzgados tras ser acusados del asesinato de su tía por envenenamiento, una medida cautelar que deben cumplir sine qua non. Ha sido justo a la salida cuando ella ha roto su silencio por primera vez delante de las cámaras y ha dado su versión de los hechos, insistiendo, al igual que su marido, en su inocencia. Ella, por el momento, confía en la justicia y asegura que colaborará en lo que se necesite para aclarar lo sucedido y es que son muchas las nuevas informaciones que ponen al matrimonio contra las cuerdas. De hecho, esta semana ha saltado una nueva noticia: supuestamente abandonaron a la anciana de 85 años durante 9 horas en un restaurante de Madrid mientras ellos disfrutaban de un día en familia un parque temático.

Vídeo: Europa Press

Quien también ha hablado con la prensa y ha ofrecido sus primeras declaraciones tras el escándalo es el actor Luis Lorenzo. Visiblemente tranquilo ha aclarado que al igual que su mujer se declaran inocentes y que, de momento, solo centran sus esfuerzos en aclarar a las autoridades que no están relacionados con la muerte de la anciana, quien falleció hace aproximadamente un año. Un aparente sosiego que nada tiene que ver con el que relatado por su abogado, que este fin de semana contó cómo se encontraban sus clientes después de haber sido relacionados con la muerte de la tía de Arantxa, que desde hace meses vivía con el matrimonio. «Están bastante desanimados, con una situación de ansiedad, desesperanza y zozobra», contó el letrado. 

Otro de los asuntos por el que han sido preguntados este lunes 30 de mayo es por la herencia de la anciana, que ha sido paralizada hasta que se esclarezcan los hechos. Extraños movimientos en la cuenta y determinadas confesiones han alertado a las autoridades, aunque Luis Lorenzo y su esposa niegan haber tenido algo que ver. Sobre ello el abogado sostiene que «las cuentas bancarias siguen con la titularidad de la fallecida» y que tan solo hay una transferencia de 30.000 euros autorizada para Arancha Palomino y que no se han utilizado. «El hecho de traspasarlo de una cuenta a otra puedo entender que alguien lo considere como sospechoso, pero eso no es un agravante», cuenta el letrado.

Vídeo: Europa Press

Ambos insisten en que debe respetarse la presunción de inocencia y niegan que la relación con la fallecida fuera mala. Mantienen todo lo contrario: «Es ella la que pide estar con ellos en la vivienda. Cuando se traslada a Madrid había una preocupación y una dedicación al cuidado. No había una mala relación». Nada que ver con la versión dada por los familiares de la anciana, siendo uno de ellos el que interpuso una denuncia por desaparición al no saber nada de ella. Cabe recordar que fue su hermano el que se personó en la Guardia Civil para contar que no sabía nada de la anciana el pasado año, lo que alertó a las autoridades de que algo no marchaba bien.