La presentadora de televisión pasa por su peor momento después de la muerte de su madre, Dolores Díaz, a los 91 años, tras sufrir un accidente.


No son buenos momentos para Paz Padilla. Y es que ha muerto Dolores Díaz, la madre de la presentadora de televisión a los 91 años, según ha asegurado ‘La Voz de Cádiz’. Ha fallecido en el hospital Puerta del Mar de Cádiz, donde estaba ingresada desde hace unos días tras sufrir un accidente y romperse la cadera.

Tras el accidente, Dolores Díaz se tuvo que someter a una operación para solucionar el problema en su cadera. Desde que sufriera el accidente, Paz Padilla ha estado en el hospital acompañando a su madre junto a toda su familia. La presentadora ha estado muy centrada en los cuidados a su madre todos estos días.

De hecho, no comparte nada en las redes desde hace cuatro días y no ha mostrado nada en Instagram Stories, donde Paz Padilla es muy activa. Tampoco ha estado presentando ‘Sálvame’ este lunes, día en el que aparecía Jorge Javier Vázquez. Este martes, será Kiko Hernández quien presente ‘Sálvame Diario’.

Por su parte, su hija Anna Ferrer se encontraba desde hace unos días en Francia junto a su novio Iván, para disfrutar de unos días en la nieve esquiando. Allí se ha podido enterar de la triste noticia del fallecimiento de su abuela, motivo de peso suficiente para volver a España cuanto antes.

Hace apenas unos meses, la madre de Paz Padilla reaparecía en pleno directo para felicitar a su hija tras ser elegida para presentar las Campanadas en Telecinco. Dolores quiso sorprenderla llamando al programa para darle la enhorabuena por cumplir uno de sus sueños. Paz Padilla no pudo evitar las lágrimas y no paró de llorar al darse cuenta de que se trataba de su madre.

«Mi niña… que va a dar las uvas. Qué ilusión. No puedo hablar, tengo un nudo en la garganta. Yo le digo que esté tranquila. Este año voy a tomar las uvas con mis niños, con quien pueda. Voy a tomarlas en Telecinco, que es la mía», empezaba diciendo su madre mientras Paz se recuperaba de la sorpresa.

La madre de la presentadora ha aprovechado esta llamada para darle un consejo a su hija: «Sin meterse con nadie ni ofender a nadie, tú todo para adelante. Estoy muy orgullosa de ti y de todo Telecinco. Pásalo bien, no te vayas a equivocar con los cuartos», bromeaba para que no tuviera ningún error.