La intérprete fallecía en el hospital madrileño de la Fuenfría, Cercedilla.


El mundo de la interpretación está de luto. Asunción Balaguer ha fallecido este sábado a los 94 años, tal y como ha adelantado la Fundación AISGE a través de fuentes familiares. La veterana actriz ha muerto en la localidad madrileña de Cercedilla tras sufrir un fallo multiorgánico. Nos dice adiós la decana de las actrices españolas que se subió a las tablas por primera vez en plena Guerra Civil con tan solo 13 años.

Así han sido los últimos días de Asunción Balaguer

La viuda de Paco Rabal ha muerto en el hospital madrileño de la Fuenfría, Cercedilla, después de permanecer una semana ingresada tras sufrir un ictus. La intérprete residía en la localidad de Alpedrete desde los años ochenta.

La verdad sobre la situación económica de Teresa Rabal: «No estoy arruinada, ahora vivo muy tranquila»

Sus restos mortales serán velados en el tanatorio de Collado Villalba. Según ha confirmado la AISGE, sus hijos, Benito y Teresa Rabal, trasladarán sus cenizas a la localidad murciana de Águilas junto a las de Paco Rabal, fallecido en 2001.

Asunción Balaguer nos deja recién cumplidos los 94 años, celebró su aniversario el pasado 8 de noviembre. Nació en Manresa, Barcelona, y provenía de una familia burguesa. Sus inicios en la interpretación fueron precoces, con tan solo 13 años actuó por primera vez en la obra ‘Santa Teresa de Jesús’.

Pronto conocería al gran amor de su vida, Paco Rabal, y padre de sus dos hijos, Teresa y Benito. Su segunda juventud artística la viviría cuando dijo adiós a su marido, a los 75 años, fue entonces cuando decidió volver a la interpretación. Vivió entonces unos años muy laureados en los que recibió cuatros galardones consecutivos de la Unión de Actores, el TP de Oro y el Premio Max, entre otros. 

Teresa Rabal revela que está arruinada

En 2010 al recibir el Premio Actúa que otorga la Fundación AISGE a su carrera pronunció las siguientes palabras que resumen su trayectoria: «Me aburría mi vida. No me gustaba siendo yo misma y deseaba hacer de otras personas. Este es el trabajo más hermoso, entre otras cosas porque no te aburre. Si volviera a nacer, volvería a ser actriz».