¡null!

Miguel Bosé, tras su ruptura: “Se acabó. Ya no podré acariciar a mis hijos”

El 16 de octubre, amanecíamos con la noticia de que Miguel Bosé había roto con Nacho Palau, el hombre con el que había creado una preciosa familia que ahora se desquebraja. 26 años de relación, un dato que hasta ahora había pasado desapercibido y cuatro hijos en común. Eso sí, tras su separación y con litigios de por medio, han decidido hacer las maletas y separar sus caminos, tratando de recomponer su vida cada uno con dos de sus hijos.

[Leer más: su ruptura no es su único escándalo (ni el más grande)]

9Miguel Bosé y su desconcertante tweet

Tan solo un día después de conocerse la complicada situación familiar de Miguel Bosé y su expareja, Nacho Palau, el artista publicaba en su perfil de Twitter un mensaje desconcertante. Por un lado, se sumaba a un movimiento que se está haciendo viral en las redes sociales, en contra de la mala gestión de residuos como el plástico, que inundan nuestros mares y espacios naturales. Ahora bien, por otro lado, el comentario parece tomar un cáliz bien distinto atendiendo a su situación personal.

[Leer más: Kiko Hernández y Bosé, el romance desvelado por error]

8El desgarrador mensaje de Miguel Bosé

“Se acabó. Ya no podré acariciar a mis hijos. Ya no podré ser igual a mis igual. Ya nunca más podré volar”, escribía Miguel Bosé en su perfil de Twitter tan solo un día después de que el mundo entero fuera conocedor de su ruptura de Nacho Palau. Una separación no solo de pareja, sino también de sus otros dos hijos.

7¿Por qué se han repartido los niños?

Miguel Bosé confió en la gestación subrogada como vía para cumplir su sueño de ser padre. Fue en marzo de 2011 cuando llegaron al mundo Diego y Tadeo, cuyos padrinos son Juanes y Ricky Martin, amigos del cantante. Siete meses más tarde, llegaron al mundo otros dos pequeños, Ivo y Telmo, hijos biológicos de Nacho, según ha publicado ‘LOC’. Es por ello que al romper su relación, ambos hayan decidido emprender caminos por separado con sus respectivos hijos. Una situación que ahora les enfrenta.

6Su vida personal, protegida con celo

Miguel Bosé disfruta de la tranquilidad alejada de los focos mediáticos. Es quizá por este motivo por el que decidió comenzar una nueva vida en Panamá, para después instalarse en México. Es por ello que sorprendió mucho que decidiese publicar una imagen en Disneyland junto a sus cuatro hijos de espaldas. Más tarde se conoció que se vio obligado a publicar esta imagen, porque estaba siendo víctima de un chantaje al que quiso poner fin.

[Leer más: Víctor Manuel da más detalles sobre la ruptura]

5Nacho Palau le declara la guerra en los tribunales

“Tras la ruptura de la relación y convivencia mantenida de forma ininterrumpida con Miguel Bosé Dominguín durante más de 26 años, y como quiera que han fracasado las negociaciones previas que en su evitación se han venido desarrollando, Ignacio Palau Medina ha encargado a este despacho profesional la interposición de las acciones judiciales necesarias para la defensa y protección de sus intereses y, fundamentalmente, los de sus hijos menores”. Con este escueto comunicado, Nacho Palau le declara la guerra judicial a Miguel Bosé.

4Miguel Bosé se refugia en México

Mientras esta polémica genera ríos de tinta en los medios de comunicación españoles, Miguel Bosé se refugia en México, alejado de la expectación mediática que su ruptura ha generado. Días después de conocerse esta noticia, Bosé prefirió mostrar su faceta más solidaria y aparcar sus problemas personales para tratar de poner remedio a los que sufren otras personas. Lo hacía en la ciudad de Ocuilan, en el centro de México, colaborando con la asociación Love Army México, centrada en ayudar a los damnificados por el terremoto de 2017.

3En las redes se mostró tranquilo

 

2Su prioridad estaba puesta en ayudar a los demás

 

1Y, sobre su separación, prefiere guardar silencio