A pesar de ser un duro golpe para el valenciano, la decisión del juez sí ha conseguido regular un acuerdo de visitas entre los hermanos.


Miguel Bosé ha ganado el primer asalto en su batalla judicial. A este respecto, el juez de Pozuelo de Alarcón ha dado la razón al cantante y ha desestimado la petición de Nacho Palau: sus hijos no son hermanos. Así lo ha confirmado el valenciano a través de sus redes sociales y ha avanzado que no va a tirar la batalla y presentará un recurso de apelación.

GTRES

Nacho Palau ha confirmado que el juez ha desestimado todas sus peticiones y sus hijos no podrán ser declarados hermanos (a efectos legales) pese a que los dos mayores, Diego y Tadeo, son hijos biológicos del interprete de «Morena mía» y los dos menores, Ivo y Telmo, del escultor. “La sentencia ha resuelto desestimar las pretensiones principales de filiación y estimar la pretensión subsidiaria de establecimiento de un régimen de visitas de los hijos de D. Ignacio Palau y D. Miguel Bosé entre sí y para con sus padres respectivos”, ha explicado el propio valenciano a través de un comunicado de su bufete de abogados a través de su cuenta de Instagram.

A pesar de ser un duro varapalo para el valenciano, la decisión del juez sí ha conseguido regular un acuerdo de visitas entre los hermanos debido a la clara intención de ambos padres por formar una familia conjunta. No obstante, debido a la legislación vigente no se permite efectuar formalmente la declaración de filiación solicitada puesto que la gestación subrogada no está regulada en nuestro país. A pesar de este duro revés, Nacho Palau ha insistido en que presentará un recurso de apelación puesto que «sigue confiando en que se haga justicia a todos sus hijos».

Lo que reclamó Palau en su cara a cara contra Miguel Bosé

Instagram

El pasado 19 de octubre, meses después de que se hiciera pública la separación de Miguel Bosé y Nacho Palau, el cantante y el escultor se vieron las caras en un tenso encuentro debido al juicio por la custodia de sus cuatro hijos, así como de su filiación. En concreto, el que fuera pareja del interprete reclamaba que los cuatro pequeños fueran considerados «como hermanos» debido a que habían crecido juntos.

A este respecto, Miguel Bosé se negó a reconocer que los niños sean de los dos padres y por consiguiente hermanos con los mismos derechos, algo que pedía el valenciano en su demanda. A pesar de que el artista sí que estaría de acuerdo en que lo cuatros niños vivan juntos con él, no lo estaría en la declaración de filiación. Esto supondría un punto desigual tanto para los hijos, de modo que Ivo y Telmo no tendrían los mismos derechos legales que Diego y Tadeo. También para los padres, en especial para Palau.

GTRES

Así, Nacho Palau no podría tomar ninguna decisión sobre el modo de vida de sus hijos, ni podría tomar ninguna decisión, puesto que legalmente solo sería padre de dos de ellos. Además, esto también significaría que el hijo de Lucía Bosé no tendría que verse obligado a estar en contacto con el valenciano.

«Que los hermanos estén juntos y si es más cerquita, mejor. Yo no quiero nada. Si yo tengo una ayuda para los enanos… yo puedo trabajar, no soy manco y de hecho estoy trabajando de cocinero en una fábrica de embutidos», explicaba Palau a su salida del Juzgado de Primera Instancia e instrucción número 4 de Pozuelo de Alarcón y hacía hincapié en que no buscaba ninguna pensión compensatoria.